Posts in Category: uncategorized

La televisión en la infancia

Pregunta : Estimada Dra. Moya Guirao, sigo con interés lo que usted suele escribir sobre la psicología de los niños y tengo una pregunta para usted. Siempre se dice que no es bueno para los niños que vean muchas horas de televisión, por eso procuro, como muchos padres, que mis dos hijos no estén mucho tiempo delante del televisor. Pero, ¿se sabe que daños puede acarrearles el ver mucha tele? Supongo que habrá estudios, como usted suele comentar en algunos temas, que lo demuestren. Gracias por anticipado por su respuesta. Cordiales saludos, Luis.

Respuesta : Muchas gracias Luis por leer lo que editamos.

Como usted bien dice el exceso de horas de TV no es bueno para los niños, ni a nivel orgánico ni a nivel psíquico. El niño que está sentado delante de la tele no corre, salta, hace deporte, juega al aire libre, etc., en definitiva, favorece el sedentarismo y, por lo tanto, la obesidad infantil.

La Asociación Americana de Pediatría recomienda que los niños no vean más de dos horas de televisión al día. ¿En cuántos hogares se cumple esto?

Respecto a su segunda pregunta le vamos a comentar un estudio dirigido por la Dra. Linda Pagani, investigadora de la Universidad de Montreal, en Canadá. El resultado del estudio dice que los niños que ven mucha televisión en su infancia se vuelven más violentos al llegar a la adolescencia y tienden a aislarse socialmente.

En la citada investigación, publicada en la revista Archives of Pediatrics and Adolescent Medicine, se ha trabajado con una muestra de 1.314 niños. Puede ver el artículo completo pinchando el enlace siguiente: http://jamanetwork.com/journals/jamapediatrics/fullarticle/383160?resultClick=1

Pero que duda cabe que la televisión en un genial invento que trae las maravilla del mundo a nuestras casas, nos informa, enseña, y entretiene. Hagamos uso de ella, para nosotros y nuestros hijos, con moderación, seleccionando buenos programas según nuestros gustos.

 

(Editado por la Dra. Moya Guirao)

 

niños y tele

niños y tele

 

 

 

Read More


Aprendizaje y edad

Pregunta: Dra. Moya Guirao, ¿Hasta que edad los seres humanos pueden aprender con facilidad?, ¿es bueno el fósforo para aprender más y con más facilidad?, como nos decían cuando teníamos los exámenes. Gracias anticipadas por su respuesta. M.P.R.

Respuesta: Se piensa que en los primeros años de nuestra vida el ser humano es una esponja que va absorbiendo todo la información que le va llegando. Recordemos que en el momento del nacimiento el cerebro está prácticamente vacío de recuerdos y contenidos aprendidos, pero rápidamente vamos “llenándolo”. Pero sin que olvidar que el proceso de consolidación de lo aprendido es muy importante también en cualquier edad.

También decir que con el paso de los años somos más capaces de sacar provecho de lo aprendido.

Aprovechamos esta pregunta para citar un trabajo que recientemente hemos leído en la revista Psychological Science realizado bajo la dirección de Lisa Knoll y Delia Furhrmann, de la Universidad de Londres.

Estas dos científicas trabajaron con un grupo de 633 individuos, el cual agruparon en cuatro subgrupos de adolescentes y adultos del modo siguiente:

  1. Adolescentes de 11 a 13 años
  2. Adolescentes de 13 a 16 años
  3. Adolescentes de 16 a 18 años
  4. Adultos de 18 a 33 años

Los cuatro subgrupos fueron entrenados en discriminación numérica y razonamiento lógico. Estas dos capacidades están relacionadas directamente con nuestras habilidades matemáticas y lógicas, y por consiguiente con la capacidad de aprender. La mayoría de los tests de inteligencia incluyen pruebas para determinar ambas aptitudes o capacidades.

Todos los participantes fueron examinados al comienzo del estudio, una segunda vez a las siete semanas y una tercera vez a los nueve meses. Además todos los grupos tenían que hacer 12 minutos de entrenamiento y práctica antes de cada prueba.

Los resultados fueron los siguientes:

          a) En la prueba de razonamiento lógico del más rápido al menos rápido fue en el siguiente orden:

1º lugar el grupo de 18 a 30 años

2º lugar el grupo de 15 a 18 años

3º lugar el grupo de 13 a 16 años

4º lugar el grupo de 11 a 13 años

 

Como se puede observar los mejores y más rápidos fueron los adultos jóvenes, y los que obtuvieron peores resultados fueron los niños.

          b) En la prueba de discriminación numérica el resultado fue muy similar en todos los grupos. Si bien el grupo de los adultos fue el más se benefició de las sesiones de entrenamiento.

Y respondiendo a la segunda pregunta, decir que no hay datos científicos de que el hecho de aumentar la ingesta de fósforo nos haga aprender con más facilidad.

 

(Editado por la Dra. Moya Guirao)

 

dibujo de un grupo de jóvenes

dibujo de un grupo de jóvenes

 

 

 

Read More


Ataque de nervios

¿Sabías que…..

el DSM-5 incluye el “Ataque de nervios” en su lista de la clasificación nosológica de los trastornos mentales?

El denominado ataque de nervios es un síndrome, frecuente entre los latinos, caracterizado por ansiedad, temblor, ataque de llanto, gran agresividad, sensación de desmayo, movimientos seudoconvulsivos, y gritos descontrolados. El enfermo afirma que durante el ataque experimenta un intenso calor que sube del pecho a la cabeza.

En las formas más graves pueden aparecer ideas suicidas, experiencias disociativas como despersonalización o desrelización. En general se observa descontrol y gran malestar.

El atque de nervios suele aparecer tras un acontecimiento grave, por ejemplo, la muerte de un pariente, un accidente, la pérdida de trabajo, etc. Pero en otros casos el ataque de nervios no es prececido de ningún acontecimiento significativo estresante o traumático.

Otros síndromes similares al “ataque de nervios” serían el llamado “blacking out” en el sur de los Estados Unidos de América, la “indisposición” en Haití, y el “falling out” en ciertas partes del Caribe.

Otro síndrome que incluye el DSM-5 (Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales) referido a los latinos es el denominado “Nervios” que hace referencia a un estado de vulnerabilidad frente a las situaciones estresantes o adversas de la vida. Los síntomas de este trastorno de “nervios” serían: dolor de cabeza, sensación de mareo, irritabilidad, alteraciones digestivas, temblores, dificultad para mantener la atención o concentrase, llanto fácil, insomnio, nerviosismo, etc.

Similar a los “Nervios” estaría el “Nevra” que s eha descrito entre los griegos que residen en Norteamérica, y “Nierbi” entre los italo-americanos.

 

(Editado por la Dra. Moya Guirao)

 

mapa de América

mapa de América

 

 

Read More


Antipsicóticos en el embarazo

Pregunta: Estoy tomando un medicamento que se llama Risperidona y quiero quedarme embarazada. ¿Lo puedo seguir tomando durante el embarazo?, o ¿puede hacer daño al niño?

Respuesta: La Risperidona puede producir malformaciones congénitas. La Risperidona está en la categoria C. En dicha categoria encontraríamos a los medicamentos que produjeron daño fetal en los estudios con animales, pero no hay estudios adecuados en mujeres embarazadas. Estos fármacos solo deben administrarse en el embarazo si el beneficio justifica el riesgo potencial.

Precisamente hace unos días tuvimos la ocasión de ver un reciente estudio que había encontrado que algunos antipsicóticos no producían un elevado aumento en el número de nacimientos con daño en el feto cuando se administraban a la madre en los primeros 90 días de embarazo, con excepción precisamente de la Risperidona que si lo ocasiona. La tasa de alguna malformación congénita es de 32 por cada mil nacimientos, y entre las embarazadas que toman antipsicóticos la tasa es de 44 bebés con daños congénitos por cada mil nacimientos.

La citada investigación ha sido publicada en la revista JAMA Psychiatry. Los investigadores usaron los datos de 1,3 millones de embarazadas de la base de datos del sistema de salud estadounidense.

A las embarazadas de la muestra se les había recetado algunos de los siguientes antipsicóticos: Quetiapina, Risperidona, Olanzapina, o Aripiprazol.

Nuestra recomendación es que lo consulte con su médico.

 

(Editado por la Dra. Moya Guirao)

 

 

 

 

Read More