Dibs y Virginia Axline

“Dibs: En busca del Yo”, es un libro escrito por Virginia Axline.

Pregunta : Soy estudiante de Psicopedagogia y un profesor nos habló hace unos días en clase sobre un libro que se titula Dibs. ¿Me pueden decir donde lo puedo conseguir? Vivo en Valencia.

Respuesta : Nosotros tenemos el libro que usted nos comenta. Dicho libro fue editado en España por la editorial Diana. Suponemos que cuando usted nos pregunta es que no lo ha encontrado en su ciudad. Pruebe a buscarlo en Amazón, en la Casa del libro o en otras librerías que venden por internet, incluidas las que venden ejemplares de segunda mano. El libro se editó en 1964 con el título siguiente: “Dibs, en busca del yo”.

Aprovechamos su pregunta para comentar ciertas cosas de esta magnifica obra de Virginia Axline basada en un caso de un niño pequeño tratado por ella, Dibs (según el seudónimo que ella utilizó para ocultar la identidad real de su paciente).

La autora, Virginia M. Axline, discípula de Carl Rogers, trabajó y enseñó durante muchos años en la Universidad de North Texas, en los Estados Unidos de América. Para el tratamiento de Dibs y otros niños se valía de la Ludoterapia. La Ludoterapia había comenzado a utilizarse a principios y mediados del siglo XX por parte de sus creadoras las psicoanalistas Anna Freud, Melanie Klein y Erik Erikson, entre otros. Esta técnica psicoterapéutica se basaba en el carácter simbólico del juego. Pero, nada mejor que reproducir la definición que Virginia Axline le dice a Dibs cuando éste le pregunta en el transcurso de una sesión por el significado de la palabra terapia. Axline le dice: “déjame pensar un poco, yo diría que significa una oportunidad de venir aquí, jugar y hablar en cualquier forma en que lo quieras hacer. Es un tiempo que puedes usar como tu quieras. Un tiempo en el que puedes ser tu”.

En otro capítulo del libro Virginia Axline escribe: “El valor de esta clase de psicoterapia se basa en que el niño experimenta en sí mismo que es una persona capaz y responsable, dentro de una relación en que se trata de comunicarle dos verdades básicas: que nadie sabe tanto del mundo interior de un ser humano como el individuo mismo, y que la libertad responsable crece y se desarrolla dentro de la persona. El niño debe aprender primero respeto por sí mismo y ese sentido de dignidad que surge del entendimiento de su propio ser, que va aumentando antes de que pueda aprender a respetar las personalidades, los derechos y las diferencias de otros”. Y más adelante añade: ” cuando se fuerza a un niño a probar que es capaz, los resultados suelen ser desastrosos. Un niño necesita amor, aceptación, comprensión, ; se le destruye cuando se le enfrenta al rechazo, a la duda , y a las pruebas interminables“.

Dibs tenía 5 años cuando empezó el tratamiento y llevaba casi dos años en la escuela. El niño no hablaba nada, se quedaba inmóvil toda la mañana totalmente ajeno a lo que pasaba a su alrededor, y de vez en cuando tenía ataques de cólera. Al finalizar la psicoterapia se realizó a Dibs el Test de Inteligencia Stanford-Binet y obtuvo un C:I: de 168 (superdotado).

En los primeros tratamientos psicoterapéuticos de niños se vio que el tratamiento de los padres repercute positivamente en el niño, pero Virginia Axline observó algo más que fue “que la mejoría y curación del niño influye también en el equilibrio psíquico de los padres”.

Por último, decir una de sus máximas con la que estamos totalmente de acuerdo: “Algunas cosas resultan bien con un niño y no con otro, pero probamos con otra y no nos damos por vencidos”.

 

(Editado por la Dra. Moya Guirao)

 

Libro de Dibs, en busca del yo

Libro de Dibs, en busca del yo

(Visited 503 times, 2 visits today)

Comments are closed