El hombre de las ratas

El hombre de las ratas es un caso de Sigmund Freud que padecia Neurosis Obsesiva.

Pregunta : Les felicito por lo que escriben, me gusta mucho. Estudio Psicología y me gustaría que me dijeran que le pasaba al caso de Freud, “El hombre de las ratas”. Gracias.

Respuesta : En 1909 Sigmund Freud publica un libro titulado “Observaciones sobre un caso de neurosis obsesiva“, basado en el psicoanálisis del “hombre de las ratas”. Freud trató con este paciente, según sus mismas palabras, de desentrañar la complicada estructura de la neurosis obsesiva. Hasta ese momento se desconocía como se fraguaba una neurosis obsesiva (*) y cual era su dinámica.

El paciente era un joven jurista que en el momento de empezar su tratamiento psicoanalítico, 1907, tenía 29 años, acababa de terminar Derecho, y era además oficial de la reserva. Este jurista fue a la consulta de Freud para ser curado de las obsesiones que padecía, las cuales le incapacitaban enormemente, y ya a consecuencia de las mismas había perdido dos años de la carrera. Con anterioridad había seguido varios tratamientos sin éxito.

Acudió a este eminente psicoanalista después de haber leído su libro publicado bajo el título “Psicopatología de la vida cotidiana”, y ver allí algunas cosas con las cuales él se sintió identificado.

Algunas de las obsesiones intensas se remontaban a su niñez, mientras que otros mandatos obsesivos habían empezado mientras preparaba el examen final de su carrera. Las obsesiones eran, entre otras, las siguientes:

            • temor de que le sucediera algo a su padre o a la dama de la cual estaba enamorado,
            • impulsos compulsivos de cortarse la garganta con una navaja,
            • contar hasta cierta cifra entre el relámpago y el trueno cundo había una tormenta,
            • dar corriendo la vuelta a la habitación en que se encontraba en un momento preciso,
            • mandato de salir a correr con todo el calor del mediodía.

El nombre bajo el que se conoce este caso, “El hombre de las ratas”, se debe a que el joven dijo a Freud en el transcurso de su tratamiento que, cumpliendo el periodo anual del servicio militar como reservista, durante una marcha un capitán contó lo siguiente:

que en Oriente se aplicaba un castigo espantoso en el cual el condenado era atado, se le adaptaba a las nalgas un recipiente en el que se metían varias ratas que luego se iban introduciendo en el ano”.

Cuando el joven oyó al capitán contar lo anterior, al instante le asalto la idea de que dicho tormento era aplicado a la dama que amaba.

El paciente fue dado de alta a los 12 meses de iniciar el psicoanálisis, en 1908, por haber remitido todos sus síntomas. Desgraciadamente muere varios años después en la Primera Guerra Mundial.

Sigmund Freud acostumbraba a tomar notas cada noche de las sesiones que había realizado durante el día; dichas notas las destruía posteriormente. En este caso las conservó, desconociéndose las causas por las cuales no las rompió, como solía hacer.

(*) Actualmente denominado Trastorno Obsesivo-Compulsivo.

 

(Editado por la Dra. Moya Guirao)

Retrato de Sigmund Freud

(Visited 1,181 times, 1 visits today)

Comments are closed