Enrico Jones y el Psicoanálisis

Foto de Enrico E. Jones
Enrico E. Jones

¿Quién es Enrico Jones?

Enrico E. Jones fue (1947-2003) un psicoanalista, profesor universitario e investigador afroamericano estadounidense.

Enrico Jones se graduó en la Universidad de Harvard con la calificación de cum laude, y en 1974 obtuvo su doctorado en Psicología Clínica en la Universidad de Berkeley, gracias a una beca de la Fundación Ford. Al finalizar su doctorado empezó a trabajar como profesor en dicha universidad americana, llegando a ocupar en 1994 el cargo de director del Programa de Capacitación en Psicología Clínica. En 1997 el University College de Londres le invitó a trabajar como profesor visitante en el Departamento de Psicología.

Cuando Enrico Jones fijo su residencia en California empezó a formarse como psicoanalista en el Instituto Psicoanalítico de San Francisco, y en 1982 comenzó su ejercicio profesional como psicoanalista. Dicha tarea la compaginó con colaboraciones en el Instituto de Psiquiatría Langley Porter, y en el Departamento de Psiquiatría del Hospital Mount Zion.

Jones fue el primer profesor afroamericano de Psicología en Berkeley, y quizás por tal motivo se interesó profundamente en el desarrollo de cursos de salud mental para estudiantes pertenecientes a minorías étnicas, aserorándole ademas en la enseñanza y la investigación. En 1996 la Asociación Americana de Psicología le otorgó el Premio Kenneth y Mamie Clark por su contribución al desarrollo profesional de estos estudiantes de minorías étnicas.

Su trabajo de profesor en Berkeley le dio la oportunidad de realizar también una fructífera carrera como investigador.

Merece mencionarse una investigación de Enrico Jones llevada a cabo en la década de 1990 sobre la eficacia de la Psicoterapia Cognitivo- Conductual y la Psicoterapia Psicoanalítica. Jones y su equipo analizaron las grabaciones de más de 500 sesiones de psicoterapia, tanto psicodinámicas como cognitivo-conductuales. Los investigadores desconocían que tipo de terapia se estaba aplicando con cada paciente y que tipo de terapeuta la hacia. El resultado fue que sin saber a que tipo de terapia pertenecía la sesión analizada, descubrieron que cuanto más recurrían los terapeutas a los principios psicodinámicos típicos del psicoanálisis, como atender a los mecanismos defensivos de los pacientes, explorar las emociones y fantasías, no culpabilizarse por los sentimientos ambivalentes, discutir la relación con el terapeuta, etc. más mejoría experimentaban los pacientes, tanto en la terapia psicoanalítica como en la cognitivo-conductual. Por el contrario, el uso de métodos cognitivo-conductuales estandar como entrenar habilidades, asignación de tareas para casa, etc. no mostraban apenas beneficios. En resumen, cuando la terapia cognitivo-conductual era exitosa se debía que el terapeuta se apartaba de sus manuales cognitivo-conductuales y realizaba algo típicamente psicoanalítico, sin saber que aquello era “psicoanálisis“.

Nosotros a lo largo de nuestros muchos años en la profesión también hemos podido comprobar lo anterior. Hemos conocido a terapeutas congnitivo-conductuales que lograban buenas transferencias con sus pacientes y que, sin saberlo, usaban “técnicas” psicoanalíticas. Cuando alguna vez hemos tenido ocasión de conversar con ellos, se han sorprendido de que la teoría traumática sea un descubrimiento freudiano (nadie en la actualidad cuestiona que si una persona tiene un “trauma” necesite ayuda psicoterapeútica, pues NO ha cambiado ningún neurotransmisor cerebral, en todo caso ese cambio sería resultado de la vivencia traumática y no al revés), o la importancia de la relación con la madre (Teorias de psicoanalistas como René Spitz y John Bowlby, entre otros), o que los niños también pueden ser ayudados cuando tienen trastornos psíquicos (el psicoanalisis fue pionero en el diagnóstico y tratamiento de la patologia psiquica infantil: Anna Freud , Melanie Klein, etc.), etc. Nadie les habia dicho en sus universidades que estas y otras muchas teorías de la mente enferma eran descubrimientos de Sigmund Freud y de otros psicoanalistas posteriores.

Finalmente decir que Enrico E. Jones también investigó sobre la influencia de la raza en el proceso y el resultado de la psicoterapia, así como acerca de los problemas interculturales en la salud mental. El resultado de estas y otras investigaciones lo podemos encontrar en las siguientes publicaciones suyas:

1.- “Minority mental health”, escrito junto a Sheldon J. Korchin.

2.- “Therapeutic Action: A Guide to Psychoanalytic Therapy”.

(Editado por la Dra. Moya Guirao)

(*) Al comienzo de la andadura de este blog editamos una serie de artículos sobre Sigmund Freud y sus discípulos; con posterioridad hemos ido añadiendo biografías de los psicoanalistas de la segunda generación, y así hemos avanzado hasta llegar a analistas contemporáneos, médicos o psicólogos, que han aportado mucho a la teoría y práctica del Psicoanálisis. Enrico Jones ha sido el psiconalista sobre el que hemos editado este post, y en días sucesivos iremos escribiendo acerca de otras importantes figuras del psicoanálisis actual.

.

Post A Reply