Biografía de Georg Groddeck

¿ Quién es Georg Groddeck ?

Georg Grodeck (1866-1934), considerado el padre de la Medicina Psicosomática, fue un famoso médico alemán.

Grodeck era hijo de un médico, y era el menor de cinco hermanos. El mismo contó que en su infancia su madre le vestía como a una niña y que padeció Enuresis nocturna.

Fue discípulo del médico del canciller Bismark, el Dr. Schweninger, junto al cual trabajó durante algunos años. En la clínica de este médico se trataba a los pacientes con ejercicio, hidroterapia, masajes y una dieta estricta.

En 1900 Groddeck abre su propio sanatorio en Baden-Baden, donde obtiene gran fama al lograr curar enfermos que habían recibido sin éxito tratamientos anteriores con otros médicos.

Persona muy culta, escribió con muy buen estilo una serie de novelas y relatos entre los que cabe mencionar los siguientes: “Un problema de mujer”, “Hacia Dios-Naturaleza”, “Una niña en la tierra” (basado en su propia infancia), ”El pastor de Langewieshe”, “Tragedia o comedia”, “El buscador de almas“, entre otros.

Georg Groddeck

En 1912 publica “Nasamecu“, como homenaje a su maestro Schweninger, cuyo lema era “Natura sanat , medicus curat“. En este libro realiza un ataque al Psicoanálisis freudiano. Más tarde dijo que su ataque venía, no de la lectura directa de la obra de Sigmund Freud, sino de referencias de segunda mano.

Pero Groddeck, viendo a la señorita G., descubrió que determinados síntomas eran símbolos sexuales. La enferma no podía pronunciar ciertas palabras, ni soportar el ver ciertos objetos; tampoco aguantaba que se hicieran ciertos movimientos o gestos delante de ella. Groddeck comprobó que la curación se producía cuando se descifraba el sentido simbólico de los síntomas.

Más tarde, al leer la “Psicopatología de la vida cotidiana”, y la “Interpretación de los sueños” de Freud, comprueba que muchas de las cosas que él había pensado, ya Freud había escrito acerca de ellas.

En 1917 escribe su primera carta a Freud en la cual le confiesa su anterior ataque al Psicoanálisis. Y le cuenta como él, sin saber de sus teorías, también ha pensado en la importancia de la sexualidad infantil, en la formación de símbolos, y en los conceptos de resistencia y transferencia.

Durante años mantuvo una relación epistolar con Freud, y en 1920 tiene ocasión de conocerlo cuando es invitado al Congreso de la Haya. En este congreso interviene con una ponencia que titula “ Yo soy un psicoanalista silvestre“, (Ya Freud había escrito sobre el Psicoanálisis silvestre). Su intervención no resulta bien acogida por la mayoría de los psicoanalistas presentes.

Ciertos psicoanalístas siempre fueron muy reticentes a que entrara en la Sociedad Psicoanalítica, pero finalmente es aceptado en el grupo de Berlín.

Freud siempre le protegió y en cierta ocasión dijo : “Cualquiera que haya reconocido la transferencia y la resistencia como los puntos centrales de la terapia, pertenece inevitablemente a la horda de los locos”.

También contó  Georg Groddeck con la amistad y aprobación de Ferenczy y de Karen Horney.

Sus contribuciones más importantes fueron, en primer lugar, en el campo de la medicina psicosomática, hasta tal punto que se le considera el padre de ella, como anteriormente habíamos referido.

Y en segundo lugar, Freud le debe a él el término ELLO, el neutro alemán ES.

Su teoría de que los trastornos orgánicos eran consecuencia de trastornos emocionales la expuso en un interesante libro titulado “El libro del Ello“, publicado en 1923.

Pero, entre uno y otro ELLO hay diferencias. Para Freud el Ello no es solo lo reprimido, sino que es un reservorio de energía, de donde proceden las pulsiones de vida o Eros, y de destrucción o Tánatos. El Ello freudiano es instintual, no organizado, y de él procede el Yo. El ELLO de Groddeck tiene un amplitud mayor, no es solo líbido.

 

(Editado por la Dra. Moya Guirao)

(Visited 290 times, 1 visits today)

Comments are closed