La infidelidad a la pareja y el rezar

¿ Qué puede evitar el comportamiento adúltero ?

Desde hace algunas semanas se viene anunciando en los medios de comunicación una especie de agencia que “ayuda” a ser adúltero. Suponemos que se trata, no de poner en contacto personas solteras, divorciadas o viudas con otras similares para formar pareja o tener algún tipo de relación, como hacen las típicas agencias matrimoniales, sino de facilitar encuentros entre personas casadas o comprometidas.

Acerca de la infidelidad, sobre como no caer en ella o como no ser víctima de la infidelidad de tu pareja se ha escrito mucho. Existen infinidad de libros de auto-ayuda acerca de ese tema, pero hoy nos vamos a hacer eco de un curioso estudio llevado acabo el pasado año en la Universidad Estatal de Florida (The Florida State University). Esta investigación encontró que la oración pueden ayudar a la gente contra los comportamientos adúlteros, es decir, estudiaron si el hecho de orar puede hacer que las relaciones sean más resistentes a la infidelidad.

El director del estudio Frank Fincham y sus colegas de la universidad trabajaron con una muestra de 83 jóvenes estudiantes que tenían en el momento del estudio una relación y que rezaban ocasionalmente. La muestra se dividió al azar en cuatro grupos que debían hacer lo siguiente:

  1. el primer grupo tenía que rezar diariamente por el bienestar de su relación,
  2. el segundo, simplemente orar, pero sin ninguna otra indicación,
  3. el tercer grupo debía pensar en los aspectos positivos de su pareja,
  4. al cuarto se le pidió que reflexionaran a diario sobre como había transcurrido el día.

Al final de un período de cuatro semanas los investigadores pasaron a todos los participantes un cuestionario que mide los niveles de infidelidad. Dicha escala evaluaba la infidelidad en unas puntuaciones que iban de 0 a 9, siendo esta última cifra la que indicaba “el ser más infiel“.

La conclusión de la investigación fue que las parejas que oraron por el bienestar y el éxito de su relación tuvo la menor puntuación en la escala de la infidelidad, seguidos de los que simplemente rezaron, en tercer lugar se colocaron los que pensaron en los aspectos positivos de su pareja, y en último lugar, y por lo tanto con más riesgo de ser infieles, los que simplemente meditaron sobre como acontecía su día.

Este estudio fue publicado hace unos meses en la revista Journal of Personality and Social Psychology de la American Psychological Association.

 

 

(Editado por la Dra. Moya Guirao)

Silueta de dos corazones

(Visited 163 times, 1 visits today)

Comments are closed