Llanto, ansiedad, muerte…(Respuesta a una pregunta)

Pregunta : “Buen día,

Soy una mamá de un varón de seis años y medio. Últimamente mi hijo está angustiado y llora espontáneamente antes de ir a la escuela, y en otros momentos en casa, aunque dicho llanto se acentúa cuando va a la escuela. Hemos tratado de averiguar si sucedía algo allí que lo turbase, pero nada ha cambiado ni ha ocurrido suceso alguno que explique su llanto.

Mi marido tiene problemas de salud y tiempo atrás surgió el problema de la muerte, aunque la enfermedad es crónica y conocida por el niño desde que era pequeño. Aunque llevamos una vida lo más normal posible, es cierto que la atmósfera de casa está siempre condicionada por este hecho. Nosotros hablamos mucho con mi hijo, no le prohibimos el llanto, al cual da motivos varios: la escuela, los deberes, no querer dejarnos, el papá está mal… Aunque ya hace una semana que se produce todos los días este llanto repentino y angustíante y nos preocupa. Le respondimos al tema de la muerte de la mejor manera posible, y más de una vez lo abrazo cuando le sucede la crisis, para darle seguridad, no sabiendo más que hacer o decir…

¿ Podría darme algún consejo ?. Muchas gracias.


Respuesta : Los llantos, el nerviosismo, los vómitos, etc. antes de ir al colegio son más frecuentes de lo que se cree, y las causas suelen ser muy variadas. Por ejemplo, “el mobing escolar” puede ser una de ellas, el separarse de la madre es otra causa frecuente los primeros días de escuela en niños pequeños, el temor a suspender exámenes muy exigentes, el no tener “amigos”, el temor a un profesor “duro”, el no ser exitoso en los deportes, el miedo a que se rían de uno, etc. En ocasiones y en un mismo niño pueden darse varios de los motivos citados.

Creemos que ustedes han procedido muy bien interesándose por posibles causas escolares que pudieran explicar la ansiedad y los lloros de su hijo.

Hablar con él y abrazarlo también son buenos recursos. También señalar que el mismo niño verbaliza lo que le ocurre en cada momento, y eso es bueno.

Además, por lo que me cuenta, la enfermedad del padre no es un tema “tabú”, no está oculto y no se le han dicho mentiras. Suponemos que ustedes le habrán ido paulatinamente explicando, y según cada edad, lo que el niño podía ir entendiendo.

El tema de la muerte es elaborado en forma distinta en cada edad. Sobre esto ya hicimos anteriormente un artículo que puede consultar.

¿Qué más hacer?. Cuando un niño está angustiado, temeroso, nervioso,…la madre debe permanecer serena, desdramatizando el problema, y transmitiendo una actitud de confianza y positivismo en la que el niño pueda apoyarse.

Pero, una pregunta, ¿ qué tipo de enfermedad padece el padre ?, ¿ En que forma el padre participa en la crianza del niño?.

Nos gustaría poseer más datos para darle algunas otras orientaciones.

Por último, decirle que, en lineas generales y según nos cuenta, lo está haciendo bien.

(Editado por la Dra. Moya Guirao)