Llanto, nerviosismo y angustia nocturna

Las angustias nocturnas en niños pequeños son frecuentes y no siempre son patológicas.

Pregunta : Hola María, tengo un problema con mi hija de casi 6 años que te explico a continuación. Desde que acabó el verano mi hija empezó con que tenía ganas de llorar sin saber el motivo, decía que estaba nerviosa. Esto solo le pasa al caer la tarde, y siempre y cuando no esté entretenida con algo. No quiere dormir sola, y está siendo una lucha diaria desde entonces.

Yo cada vez que la escucho decir, “estoy nerviosa”, ya no se que decirla. He intentado todo, por las buenas (con premios), por las malas (con castigos), no darle importancia,…pero nada ha funcionado. Quizás haya mejorado un poquito desde que empezó, porque de hecho ya no llora, pero si que sigue teniendo como esa angustia al caer la noche.

También tengo que comentarte que yo, cuando era pequeña, también tenía como esa angustia, de hecho me recetaron una temporada el Psicosoma. ¿Puede ser que mi hija lo haya heredado? Yo soy una persona hipersensible, y con tendencia a pasar de un estado eufórico a un estado casi depresivo (sin llegar a tanto). Ahora mismo yo también he empezado a tomar Lexatin, porque esta situación me está matando, yo creo que ella no se da cuenta de mi estado o a lo mejor sí, y ¿por eso no mejora? Estoy hecha un lío.

Por otro lado, es una niña excesivamente responsable, se preocupa por todo: si una cisterna no funciona, si un grifo gotea, si se van a quemar las empanadillas, si una escalera de incendios está rota quién la arregla, y así te podría exponer múltiples situaciones. El caso es que siempre parece preocupada por algo, como si quisiera tener todo bajo control.

Otra cosa más, es hija única, no se si eso tiene algo que ver. Este verano empezó a decir que quería un hermanito, que todos tenían y ella no, que se aburría sola, en fin.

Hemos empezado a ir al psicólogo, de momento solo le ha visto un día, y no tiene cita hasta el 20 de octubre, y después ya nos dirá algo la psicóloga. Necesitaría que si puedes al menos me dieras tu opinión al respecto.

Miles de gracias.

Respuesta : Primero de todo, decirle que las angustias nocturnas en niños menores de siete años, o un poco por encima de esta edad, son frecuentes y no siempre son patológicas.

A estas edades los niños tienen dificultad para expresar lo que están sintiendo; sí para un adulto es difícil poner en palabras lo que experimenta o siente, para el niño más. Además no siempre lo que ellos dicen se corresponden con lo mismo que quiere decir para los adultos. Por ejemplo, ¿que quiere decir ella cuando dice que está nerviosa?.

Por otro lado, el hijo único, al tener más contacto con adultos, suele tener un vocabulario demasiado rico, usan palabras que otros niños de su misma edad desconocen. También se adueñan de ideas y comportamientos que a menudo no se corresponden con su edad. Todo lo anterior se denomina : “impregnación lingüistico-ideativa“. Otros rasgos de este tipo de niños es que frecuentemente son posesivos y controladores.

Casi todos los niños pasan por un periodo en el que no quieren dormir solos. Cuando eso ocurre no debemos permitir que duerman con nosotros, ni nosotros ir a dormir con ellos. Podemos acompañarlos hasta que se duermen, leerles un cuento, dejar una lucecita encendida, etc.

A veces, al no entender lo que le pasa al niño, los padres se desesperan. Prueban distintos “trucos“, y parece que ninguno funcionara, tal como usted nos cuenta.

Es habitual que el hijo único pida que le traigan un hermano o hermana, generalmente dicen que para jugar con él (como su hija decía). En otros casos si un amigo ha tenido un hermano, el quiere otro también.

Usted, como madre, se preocupó, y creemos que hizo bien, al persistir los llantos y lo demás, en acudir a un psicólogo.

Respecto al exceso de “control y responsabilidad“, si puede decirle a su hijita que usted ya se ocupa de ello, o que eso es tarea de los adultos que cuando sea mayor ya le tocará a ella.

Podemos afirmar taxativamente que lo que usted nos cuenta NO es hereditario.

Respecto a lo que nos pregunta de si su hija puede darse cuenta de como lo que a ella le pasa está influyendo en usted, le diremos que lo más probable es que con esa edad sea consciente de ello. No sería bueno que la niña pensase que por culpa de ella usted se enferma, además de no ser cierto. Por otro lado, si padece depresión o ansiedad, y la situación de su hija le desborda, también sería aconsejable que usted recibiera ayuda psicológica. Usted ayudará más a su hija si usted está bien, y sí puede manejar la situación en casa satisfactoriamente.

 

 

(Editado por la Dra. Moya Guirao)

(Visited 810 times, 2 visits today)

Comments are closed