Los rasgos físicos y las enfermedades

Antiguamente se pensaba que la forma de ser de una persona se podía ver a través de los rasgos físicos.

Pregunta : Dra. En su respuesta a si una persona puede hacerse el loco, menciona: “En España cuando existía el seguro militar obligatorio”. ¿ No debiera ser: “En España cuando existía el servicio militar obligatorio…….” ?

Por otro lado, yo tengo una pregunta. ¿Se puede ver a través de la cara, las facciones, el tamaño del mentón, la nariz, ojos, etc. algún trastorno de tipo mental? Le hago esta pregunta porque aquí en México, suele salir por la televisión análisis de este tipo. No me refiero a cuando estas bajo los efectos de una droga donde el diagnóstico suele ser evidente. Saludos.

Respuesta : Muchas gracias por hacernos saber la errata del artículo “fingir la locura”. Efectivamente, como usted supuso, queríamos decir “servicio militar”.

Respondiendo a su pregunta decirle que desde la antigüedad se pensaba que la forma de ser de una persona se podía ver a través de los rasgos físicos, especialmente de la cara. Por ejemplo, una nariz pequeña o chata se pensaba que correspondía a un sujeto de baja inteligencia. Sobre estas curiosas teorías hemos editado ya varios artículos que puede usted consultar si lo desea.

Posteriormente se creyó que también los delincuentes o los enfermos mentales tendrían determinados rasgos físicos. Le sugerimos que lea también nuestros artículos sobre los “Estigmas”, “La teoría atávica”, Cesare Lombroso, Johann Kaspar Lavater, Frenología……, especialmente le recomendamos lea el post sobre Jerome Cardan donde encontrará dibujos de caras referidos a tipos de personas.

Ninguna de estas teorías es cierta. Los rasgos físicos no tienen que ver con la personalidad, ni con la inteligencia ni con la salud mental de las personas.

Otra cosa bien distinta, como usted bien nos dice, son las diferentes expresiones corporales que acompañan a las emociones o a las enfermedades. Por ejemplo, hablamos de “facies melancólica” para referirnos a la expresión de profunda tristeza que suele acompañar a las depresiones profundas, el “rictus de dolor” que expresa un sujeto cuando está padeciendo dolor intenso, la nariz enrojecida de un alcohólico crónico, las pupilas dilatadas por efecto de la cocaína, el color amarillento en una ictericia, las extremidades torcidas por carencia de calcio, etc.

!Ojalá fuera cierto!, que simplemente a través de los rasgos físicos los médicos pudiéramos diagnosticar cualquier enfermedad. No tendríamos que estudiar tantos años, ni someter a los enfermos a pruebas diagnósticas que muchas veces son muy costosas y dolorosas para el paciente. Además, !Cuánto dinero le ahorraríamos a la Seguridad Social!, especialmente en estos tiempos de crisis.

 

(Editado Dra. Moya Guirao)

 

retratos de caras

 

(Visited 368 times, 1 visits today)

Comments are closed