Search Results for: DSM-IV

Borderline o Trastorno límite de la personalidad

Tema : Borderline o Trastorno límite de la personalidad.

El Trastorno límite de la personalidad, anteriormente denominado Síndrome Borderline o Trastorno Borderline, se caracteriza por los siguientes rasgos :

  • Suelen ser personas impulsivas, y con frecuencia adoptan conductas potencialmente dañinas para ellos mismos, como la adicción a drogas, atracones de comida, etc. Inclusive no es extraño encontrar en ellos conductas de auto-mutilación o conductas suicidas.
  • Tienden a ser muy extremistas a la hora de evaluar a los demás, y con frecuencia oscilan desde la idealización a la devaluación, lo anterior da lugar a que sus relaciones interpersonales sean inestables.
  • En el área afectiva suelen presentar una gran inestabilidad. La irritabilidad y las explosiones de ira también son frecuentes en estos sujetos.
  • Adolecen de pobre auto-imagen.
  • Algunos pacientes pueden padecer episodios de intensa disforia, ansiedad, ideación paranoide o síntomas disociativos.
  • Uno de sus rasgos más característicos es que suelen expresar “sentimientos crónicos de vacío” sin que exista depresión.

En la actualidad el DSM-IV encuadra el Trastorno límite de la personalidad dentro de los denominados Trastornos de la personalidad.

El término inglés “borderline“, que literalmente significa en el borde de la línea, se empezó a utilizar porque los psiquiatras vieron que en este trastorno los síntomas que presentaban los sujetos no permitía encuadrarlos dentro de una psicosis o una neurosis, que eran los dos grandes apartados en que esa época se clasificaban los trastornos mentales o psíquicos; es decir, el Síndrome Borderline, como se le denominó en aquel entonces, se encontraría en el límite entre una neurosis y una psicosis.

(Editado por la Dra. Moya Guirao)

Read More


Nomenclatura y Clasificación

¿ Qué es el DSM ?

La Nomenclatura y Clasificación de los trastornos psíquicos forman parte de la práctica psiquiátrica estándar.

La Nomenclatura sirve para etiquetar de una manera útil las diferentes enfermedades y así entendernos mejor en la práctica clínica, y además es necesario para fines estadísticos así como para asuntos administrativos.

La Nosología (*) de las enfermedades ya se usaba en tiempos de Hipócrates y de Galeno.

Actualmente disponemos de dos clasificaciones:

1 º) – El DSM (Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales ) editado por la Asociación de Psiquiatría Americana. De este manual saldrá próximamente su número cinco (DSM-V) ; en la actualidad está en vigor el DSM-IV-TR.

2º) – El CIE, que es la Clasificación Internacional de Enfermedades publicada por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Esta clasificación se realizó con la intención de proporcionar una base común y aunar varios sistemas. Hoy en día el CIE va por el número 10 (CIE-10).

Una regla general no escrita afirma que una clasificación médica dura alrededor de una década.

(*) La Nosología es la parte de la medicina que se ocupa de describir y clasificar las enfermedades.

 

(Editado por la Dra. Moya Guirao)

 

DSM-IV-TR

Read More


Trastornos del deseo sexual

Los trastornos del deseo sexual son: Deseo sexual hipoactivo, Trastorno por aversión al sexo y Trastorno de la excitación sexual en la mujer.

Pregunta : Hola, tengo un problema sexual con mi novio, tenemos 3 años juntos pero siempre que intentamos hacer el amor se me quitan las ganas y me inhibo, no quiero seguir con la relación sexual y no sé por qué pase eso… ¿que puedo hacer?

Respuesta : En relación a lo que usted nos plantea existen una serie de trastornos sexuales que habría que tener en cuenta a la hora de hacer un diagnóstico diferencial. Para ello vamos a tener en cuenta el DSM-IV (Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales de la American Psychiatric Association).

En primer lugar tenemos las disfunciones sexuales debidas a enfermedad médica o a la actuación de determinadas sustancias. En su caso excluimos ésto, puesto que usted nos lo hubiera indicado en su pregunta.

Por la misma razón excluimos también el Trastorno orgásmico femenino, la Dispareunia y el Vaginismo (Hace tiempo editamos estos tres temas, usted puede consultarlos pinchando en el nombre correspondiente escrito en color verde).

En segundo lugar están los trastornos sexuales causados por factores psicológicos, y los debidos a factores combinados, es decir psíquicos y orgánicos. En este apartado tendríamos los siguientes:

a) Deseo sexual hipoactivo. En este caso la persona experimenta una disminución  o inclusive ausencia total tanto de fantasías sexuales como de actividad sexual. Este deseo sexual disminuido o ausente puede aparecer de forma recurrente o instaurarse permanentemente. Pueden padecerlo tanto hombres como mujeres.

b) Trastorno por aversión al sexo. El sujeto siente una gran aversión hacia la sexualidad y evita todos o casi todos los contactos sexuales con su pareja. Al igual que el anterior este trastorno sexual lo podemos hallar en ambos sexos.

c) Trastorno de la excitación sexual en la mujer. En esta disfunción sexual la mujer tiene una incapacidad para conseguir lubricar, o si lo consigue no la mantiene hasta haber finalizado la actividad sexual. Recordemos que la lubricación femenina se produce en la fase de excitación sexual.

En los tres trastornos anteriores debe darse también la circunstancia de que el trastorno padecido ocasione malestar o produzca dificultades en las relaciones interpersonales.

Pensamos que usted padecería alguno de ellos. Las causas, como indicamos al principio del artículo, pueden ser psicológicas o combinadas.

En principio, nosotros le recomendamos acudir a un psicoterapeuta ( médico o psicólogo) para que él, teniendo más datos, complete el diagnóstico. En el caso de ser cualquiera de los tres trastornos citados habría que realizar una psicoterapia.

La misma no sería necesaria si se tratase de algo pasajero o si estuviera ocasionado por una enfermedad médica, sería ésta la que habría que tratar.

 

(Editado por la Dra. Moya Guirao)

Read More


El Fetichismo Transvestista

El Fetichismo Transvestista es un trastorno sexual que implica el acto de transvertestirse en un varón que es heterosexual y si se cumplen los otros dos criterios diagnósticos.

Pregunta : ¿ Cómo evitar la masturbación del Fetichismo Transvestista ?

Respuesta : Los criterios para diagnosticar el Fetichismo Transvestista según el DSM-IV-TR (Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales de la American Psychiatric Association) son dos. El primero de ellos es una duración de al menos 6 meses de fantasías sexuales recurrentes, impulsos sexuales o comportamientos que implican el acto de transvertestirse en un varón que es heterosexual, y en segundo lugar el hecho de que las fantasias, los impulsos sexuales o los comportamientos provoquen “malestar clínicamente significativo o deterioro social, laboral o de otras áreas importantes de la actividad del individuo ”.

Sino se cumplen los dos criterios anteriores no se considera patológico.

En el caso de que se establezca el diagnóstico de Fetichismo Transvestista se requiere la realización de un tratamiento.

El que nosotros empleamos para este tipo de trastorno sexual es una psicoterapia psicoanalítica.

Le sugerimos consulte también un pequeño artículo editado por nosotros anteriormente pinchando el siguiente enlace: Fetichismo Transvestista.

 

(Editado por la Dra. Moya Guirao)

Read More


¿Qué es el Orgasmo?

El orgasmo es el punto álgido del placer sexual.

Pregunta : Me resulta muy difícil tener un orgasmo vaginal a través de la penetración, solamente con estimulación del clítoris consigo tenerlo. Me pasa con todas las parejas que he tenido, más o menos estables.

He comentado ésto a otras mujeres y para ellas es sencillo tener un orgasmo vaginal. Me siento muy nerviosa con éste tema porque no se como afrontarlo. ¿ Podrían decirme por qué puede suceder y qué puedo hacer al respecto ?, Gracias

Respuesta : El orgasmo es el punto álgido del placer sexual. El orgasmo dura de 3 a 15 segundos, y en el transcurso del mismo se producen contracciones involuntarias de la plataforma orgásmica vaginal, así como contracciones tetánicas del útero y de los esfínteres interno y externo del ano.

Hoy día sabemos que desde el punto de vista fisiológico el orgasmo femenino depende del clítoris. Tanto el pene como el clítoris tienen glande y cuerpos cavernosos, y ambos están constituidos por tejido eréctil.

El prepucio clitoriano es una estructura en contigüidad con los labios menores, y así durante el coito el clítoris es estimulado indirectamente por el pene, es decir, la tracción ejercida sobre los labios menores por la introducción del pene es un elemento estimulador del clítoris muy importante para la obtención del orgasmo.

En el coito, término que etimológicamente viene del latín “coitus” y que significa “ir juntos”, dependiendo de la posición hay una mayor o menor estimulación del clítoris.

Así en la posición hombre encima, el clitoris es estimulado, no por el contacto directo del pene con el clitoris, sino por la tracción de los labios menores, y por la presión rítmica del pubis masculino sobre el clítoris de la mujer.

En la posición de la mujer sobre el hombre, ésta aprieta su vulva contra el área pelviana masculina experimentando una creciente estimulación clitoriana.

En el “coito a tergo”, es decir penetrando en la vagina con la mujer de espaldas ofreciendo sus nalgas, al penetrar por atrás apenás hay contacto con el clítoris por lo que suele acompañarse de estimulación manual del mismo.

En la actualidad, en relación al orgasmo, tan solo cabe hablar del “Trastorno orgásmico femenino“, anteriormente denominado Orgasmo femenino inhibido, según el  DSM-IV-TR. En dicho manual se recoge lo que en los últimos años hemos visto los profesionales de la salud, y así dice textualmente: “Las mujeres muestran una amplia variabilidad en el tipo e intensidad de la estimulación que desencadena en el orgasmo“.

También algunas ocasiones hemos oído a ciertas personas, que hablan de oídas y ni siquiera se han tomado la molestia de leer a Freud, afirmar que este eminente psicoanalista decía que el orgasmo vaginal es el sano y el clitoriano es el patológico. Freud no habló jamás del orgasmo vaginal ni clitoriano, estos son conceptos posteriores a él. Pero Sigmund Freud sí distinguió entre la masturbación y el coito, considerando a la primera como una sexualidad más primitiva, propia de la infancia de la adolescencia, y a la segunda como la sexualidad sana adulta.

Hoy

Read More


Autismo Infantil

En el Autismo Infantil hay importantes déficits en varias áreas de desarrollo.

Pregunta : Información sobre su trabajo referente a niños autistas.

Respuesta : En la actualidad el DSM-IV-TR ( Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales) incluye el Autismo dentro de los denominados “Trastornos generalizados del desarrollo”, los cuales se caracterizan porque los niños y adolescentes que los padecen presentan un importante déficit en varias áreas de desarrollo, como sociabilidad, comunicación y comportamiento.

Otros trastornos generalizados del desarrollo, además de Trastorno autista, son : el Trastorno de Rett, el Trastorno de Asperger, el Trastorno de desintegración infantil y el Trastorno generalizado del desarrollo no especificado.

En el Trastorno autista o autismo de Kanner, como también se le denomina, los niños presenta una alteración grave en el desarrollo de las áreas de interacción y comunicación social, junto con escaso interés en lo que le rodea y pobre actividad. Algo importante a tener en cuenta es que el trastorno se presenta siempre antes de los tres años de edad, siendo bastante frecuente que los primeros síntomas aparezcan ya durante el primer año.

Los síntomas que suelen estar presentes en estos niños son los siguientes :

– ausencia de sonrisa o de expresiones faciales dirigidas a otras persona,

– no responden cuando se les llama,ausencia de contacto ocular con las personas,

– presentan incapacidad para expresar afecto,

– lenguaje estereotipado y repetitivo,

– no juegan con otros niños, prefieren siempre jugar en solitario,

– respuestas extravagantes a los estímulos sensoriales,

– se aferran intensamente a una persona específica,

– tienen buena memoria, pero el 75% presenta retraso mental leve,

– manierismos motores repetitivos y estereotipados,

– gama de intereses limitados,

– campo de atención reducido,

– comportamientos auto-lesivos

En cuanto a la frecuencia es cinco veces más frecuente en varones.

El tratamiento de estos niños debe ser psicoterapéutico. Dicho tratamiento debe iniciarse precozmente. Además de lo anterior también será necesario apoyo específico tanto familiar como escolar.

 

(Editado por la Dra. Moya Guirao)

niño caminando

Read More


Clasificación de las Parafilias

Las Parafilias son unos trastornos sexuales que se clasifican en Parafilias Especificadas y Parafilias no especificadas.

Pregunta :  ¿ Cómo se clasifican las Parafilias ?

Respuesta : Las Parafilias son unos trastornos sexuales en los cuales la persona que los padece siente la necesidad de fantasías sexuales con objetos, o con niños, o bien tiene comportamientos sexuales que incluyen sufrimiento de la pareja o del sujeto mismo, etc.

El DSM-IV (Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales) editado por la Asociación de Psiquiatría Americana, dice que “las fantasías y comportamientos sexuales son considerados patológicos, es decir, son parafílicos, solo en el caso de que ocasionen alteraciones significativas desde el punto de vista clínico, el sujeto las realice en contra de su voluntad, o le ocasionen problemas legales o sociales“.

Las Parafilias se clasifican en Parafilias Especificadas y Parafilias no especificadas.

Dentro de las Parafilias Especificadas se encuentran : el Sadismo sexual, el Masoquismo sexual, el Fetichismo, el Fetichismo Transvestista, la Pedofilia, el Voyeurismo, el Exhibicionismo, y el Frotteurismo.

En cuanto a las Parafilias no especificadas podemos citar la Necrofilia, la Zoofilia, la Coprofilia, la Escatología telefónica, etc.

Respecto al tratamiento de las Parafilias, decirle que nosotros, psiquiatras, psicólogos y psicoanalistas, las resolvemos con éxito desde hace años con Terapia Psicoanalítica.

Por último, decirle que la definición y características de todas las Parafilias citadas podrá usted encontrarlas pinchando en el enlace de cada una de ellas.

 

(Editado por la Dra. Moya Guirao)

 

 

Read More


Neurosis y Psicosis

Las diferencias entre Neurosis, Psicosis y Psicopatía son claras.

Pregunta : Hola Doctora. Quería hacerle una pregunta: ¿qué diferencia hay exactamente entre un enajenado y un enfermo mental? ¿es verdad que un enajenado está “fuera de sí” a diferencia de un enfermo mental?, ¿los supuestos de oligofrenia, psicosis, neurosis o psicopatías en qué categoría de las dos anteriores cabría clasificarlos?, gracias y enhorabuena por su página.

Respuesta : Muchas gracias a usted por seguir nuestra web y, también, por su amable opinión.

Los términos enajenado, loco, alienado, etc., y algún otro en nuestra lengua, son sinónimos. A veces vulgarmente los utilizamos para referirnos a cualquier persona que haga, sienta o exprese algo peculiar o extraño, e incluso con determinada entonación podemos decirlo acerca de alguien de una manera cariñosa.

Pero, estrictamente hablando y en cuanto a la patología todos significan lo mismo.

La palabra Oligofrenia la utilizamos para referirnos a los sujetos que tienen una inteligencia por debajo de lo normal.

Hablamos de oligofrenia leve o profunda, según el grado de retraso mental, e independientemente de la causa que lo haya producido sea hereditaria (por ejemplo, síndrome de Down), congénita (por ejemplo, hipoxia fetal) o adquirida (por ejemplo, hipotiroidismo neonatal). Un oligofrénico, al igual que cualquier sujeto con un C.I. (Cociente Intelectual) normal, podrá además padecer o no un trastorno psíquico.

No siempre una persona enajenada o loca está fuera de sí, por ejemplo en la esquizofrenia catatónica el enfermo se muestra quieto, callado y parece no atender a nada ni a nadie.

El término enfermo mental, sí bien a veces se emplea para referirse exclusivamente al “loco” o “psicótico”, tendría un significado más amplio al utilizarse para diferenciar por un lado a las personas con un padecimiento orgánico (por ejemplo, un tumor cerebral), y por el otro a los enfermos psíquicos o enfermos de la “mente”.

Actualmente a la hora de diagnosticar cualquier enfermedad psíquica seguimos la clasificación de la American Psychiatric Association (DSM-IV-TR, Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales) y la de la Organización Mundial de la Salud (CIE-10).

Una forma sencilla de diferenciar los tres grandes grupos, en los que cabría integrar estas enfermedades, sería con los términos que usted nos pregunta (así se hacia en el pasado).

  1. Psicosis, aquellas enfermedades en las cuales el enfermo se sitúa fuera de la realidad. Por ejemplo, la esquizofrenia.
  2. Neurosis, el sujeto está en la realidad y su síntoma cardinal es la ansiedad. Aquí encontrábamos las fobias, las obsesiones, etc.
  3. Psicopatías, enfermedades caracterizadas porque la persona que las padece presenta comportamientos asociales o delictivos. Por ejemplo, un violador.

Pero, como hemos referido anteriormente, en los últimos 30 años hemos asistido a múltiples cambios en la forma de clasificar la diferentes patologías psíquicas y, además, una nueva se va a publicar el próximo año, el esperado, y ya polémico, DSM-V.

 

(Editado por la Dra. Moya Guirao)

 

Read More