Search Results for: Psicoanálisis

Transferencia y Psicoanálisis

 

 

Tema: Transferencia.

La Transferencia es un fenómeno inconsciente descubierto por Sigmund Freud, el padre del Psicoanálisis, por el cual una persona proyecta sobre otra, en el momento presente, sentimientos, deseos o actitudes del pasado, los cuales en origen estaban ligados a otras personas.

En el transcurso de un psicoanálisis y en otras relaciones humanas puede observarse la existencia de la transferencia.

En el curso de la terapia psicoanalítica el paciente proyecta sobre el psicoanalista sentimientos, deseos o actitudes del pasado, los cuales en origen estaban ligados a las figuras parentales, y especialmente la ambivalencia que caracterizó a esa relación.

Se puede dar una transferencia positiva (transferencia de los sentimientos de ternura y afecto) o transferencia negativa (transferencia de sentimientos hostiles).

 

(Editado por la Dra. Moya Guirao)

Read More


La Interpretación en el Psicoanálisis

Tema: La Interpretación en el Psicoanálisis.

La Interpretación consiste en hacer consciente al sujeto que está en psicoanálisis la significación de sus contenidos inconscientes.

El material para la interpretación se obtiene fundamentalmente de las asociaciones que la persona realiza (asociación libre), de los sueños, de los lapsus y actos fallidos, de los recuerdos infantiles, y del análisis de las experiencias o actitudes del paciente.

La interpretación es uno de los aspectos más importantes de la práctica psicoanalítica, y en gran medida una buena y exacta interpretación está en función de los conocimientos y experiencia del terapeuta.

Sigmund Freud, el creador del psicoanálisis, fue el primero en utilizar la interpretación para la cura de los trastornos neuróticos de sus pacientes.

Freud decía que las interpretaciones deben ser simples, entendibles y “a tiempo”.

 

(Editado por la Dra. Moya Guirao)

Read More


Sigmund Freud y el Psicoanálisis

¿Quién es Sigmund Freud ?

Sigmund Freud (1856-1939) fue un neuropsiquiatra austriaco fundador del Psicoanálisis y del desarrollo de conceptos fundamentales como el inconsciente, la sexualidad infantil, los mecanismos de defensa del yo, etc.
Freud nos mostró una nueva manera de comprender la mente humana e inició el desarrollo de la gran mayoría de las técnicas psicoterapeúticas actuales.

El Psicoanálisis de Freud es un Tratamiento psicoterapéutico, una Teoría psicológica de la mente y un método de investigación psicológica de la mente humana.

Para mayor información pinchar en los enlaces de color verde o consultar el apartado titulado “Entradas relacionadas” situado al final de la página.

 

(Editado por la Dra. Moya Guirao)

 

"Sigmund Freud"

“Retrato de Sigmund Freud”

Read More


Represión y Psicoanálisis

¿ Qué es la Represión ?

Para el Psicoanálisis la Represión se ocupa de mantener fuera de la conciencia o del consciente los contenidos que pueden ser desagradables o angustiosos. La Represión es uno de los mecanismos de defensa del YO .

Sigmund Freud describió dos tipos de represión : Represión Primaria y Represión Secundaria, según haga referencia a los contenidos que son expulsados de la conciencia hacia el inconsciente o la que se refiere a los contenidos inconscientes que pugnan por salir a la conciencia y se les impide acceder a ella.

.

(Editado por la Dra. Moya Guirao)

Read More


Más allá del Principio del Placer y Freud

Sigmund Freud

En 1920 Sigmund Freud, el padre del Psicoanálisis, escribe “Más allá del Principio del Placer”. En dicho texto Freud explica más ampliamente conceptos, ya expuestos por el en obras anteriores, como la Compulsión a la repetición. Para explicar la compulsión a la repetición nos cuenta como su nieto Ernst, de 18 meses, hace aparecer y desaparecer un carrete diciendo “Fort-Da” (allá/acá) en un intento de controlar el displacer cuando la madre no estaba presente.

Pero vayamos por partes, en el primer capítulo el psicoanalista austríaco desecha su teoría original del dominio del principio del placer sobre el curso de los procesos psíquicos.

En el segundo y tercer capítulo se ocupa de las neurosis traumáticas (en la actualidad denominadas Trastornos de estrés postraumático) y de los sueños repetitivos que tienen los sujetos que padecen tal tipo de neurosis.

En “Más allá del principio del placer” también dedica Freud muchas páginas a uno de sus conceptos metapsicológicos más controvertidos: la “pulsión de muerte“. Comienza diciendo en el cuarto capítulo: “Lo que sigue es pura especulación y a veces harto extremada que le lector aceptará o rechazará según su posición particular en estas materias. Constituye, además, un intento de perseguir y agotar una idea, por curiosidad de ver hasta donde nos llevará”. Más adelante en este capítulo escribe: “Todo organismo vivo regresa a lo inorgánico “por razones internas” porque “la meta de toda vida es la muerte, y, retrospectivamente: lo inanimado estuvo ahí antes que lo vivo……….Las pulsiones orgánicas conservadoras … no pueden sino despertar la engañosa impresión de que aspiran al cambio y al progreso, cuando en verdad se empeñaban meramente por alcanzar una vieja meta a través de viejos y nuevos caminos… La meta de toda vida es la muerte”.

En consecuencia Sigmund Freud acaba distinguiendo dos tipos de pulsiones: las que llevan la vida hacia la muerte (pulsión de muerte) y otras que conducen a la renovación de la vida (pulsión de vida). Para Freud las pulsiones sexuales son las que preservan la vida de la especie.

En el séptimo y último capítulo finaliza diciendo: “Debemos ser pacientes y esperar la aparición de nuevos medios y motivos de investigación, pero permaneciendo siempre dispuestos a abandonar, en el momento que veamos que no conduce a nada útil, el camino seguido durante tiempo. Tan solo aquellos crédulos que piden a la ciencia un sustitutivo del abandonado catecismo (los que en la actualidad llamamos cientificistas) podrán reprochar al investigador el desarrollo o modificación de sus opiniones. Por lo demás, dejemos que un poeta nos consuele de los lentos progresos de nuestro conocimiento científico: Si no se puede avanzar volando, bueno es progresar cojeando, pues está escrito que no es pecado el cojear”. En estas líneas es fácil ver la categoria científica de este gran

Read More


Duelo y Melancolía

    Duelo y melancolía
Duelo y melancolía

¿Sabias que…..

en el año 1917 Sigmund Freud, el padre del Psicoanálisis, publicó un interesante libro titulado “Duelo y Melancolía”?

En dicha publicación, entre otras cosas, Freud explica la diferencia entre el proceso de duelo por la pérdida de un ser querido, que es totalmente normal, y la Melancolía patológica (**).

Dice Freud: “El duelo es, en por lo general, la reacción a la pérdida de un ser amado o de una abstracción equivalente: la patria, la libertad, etc…….La melancolía se caracteriza psíquicamente por un estado profundamente doloso, un cese del interés por el mundo exterior, la pérdida de la capacidad de amar, la inhibición de todas las funciones y la disminución de amor propio. Esta última se traduce en reproches y acusaciones, de que el paciente se hace objeto a si mismo, y puede llegar incluso a una delirante espera de castigo“.

Y continúa: “El melancólico muestra, además otro carácter que no encontramos en el duelo; una extraordinaria disminución de su amor propio (*), o sea un considerable empobrecimiento de su Yo. En el duelo, el mundo aparece desierto y empobrecido ante los ojos del sujeto. En la melancolía es el Yo lo que ofrece estos rasgos a la consideración del paciente. Éste nos describe su Yo como indígno de toda estimación, incapaz de rendimiento valioso y moralmente condenable. Se dirige amargos reproches, se insulta, espera el castigo, se humilla ante los demás, compadece a los suyos por estar ligado a una persona tan despreciable, etc.

Observamos también en el melancólico el deseo de comunicar a todo el mundo sus propios defectos, como si en este rebajamiento encontrara una satisfacción”.

Y añade Sigmund Freud: “Sus lamentos son quejas; no se avergüenzan ni se ocultan..La peculiaridad más singular de la melancolía es su tendencia a transformarse en manía, o sea en un estado sintomáticamente opuesto. Sin embargo, no toda la melancolía sufre de esta transformación. Algunos casos no pasan de recidivas periódicas, cuyos intervalos muestran cuanto más un  ligerísimo matiz de manía. Otros presentan aquella alternativa regular de fases melancólicas y maníacas que constituye la locura cíclica”.

En este último apartado Sigmund Freud describe lo que hoy en día conocemos como Depresión o “Trastorno Bipolar

 

(Editado por la Dra. Moya Guirao)

 (*) Autoestima, diríamos en la actualidad.

 (**) Depresión

 

Read More


El hombre de los lobos

Dibujo del hombre de los lobos
Dibujo del hombre de los lobos

En 1918 Sigmund Freud, el padre del Psicoanálisis, publica un libro titulado: Historia de una neurosis infantil (Caso del Hombre de los lobos).

El que este caso sea conocido como “El hombre de los lobos” se debe a que el paciente contó a Freud en una de sus sesiones de psicoanálisis un sueño que había tenido poco antes de cumplir los cuatro años. El enfermo cuenta lo siguiente:

“Soñé que era de noche y estaba acostado (mi cama tenían los pies hacia la ventana, a través de la cual se veía una hilera de viejos nogales. Sé que cuando tuve este sueño era una noche de invierno.) De pronto, se abre sola la ventana, y veo, con gran sobresalto, que en las ramas del grueso nogal que se alza ante la ventana hay encaramados unos cuantos lobos blancos. Eran seis o siete, completamente blancos, más bien parecían zorros o perros de ganado, pues tenían grandes colas como los zorros y enderezaban las orejas como los perros cuando huelen algo. Presa de horrible miedo, sin duda de ser devorado por estos lobos, empecé a gritar… y desperté. Mi niñera vino a ver que pasaba. Demoré largo rato en convencerme que éste había sido un sueño. El hecho de haber visto abrirse la ventana y los lobos encima del árbol me hizo creer que había presenciado una escena de la vida real. Después me calmé, sintiéndome como salvado de algún peligro y volví a quedarme dormido. El único movimiento del sueño fue el de abrirse la ventana, pues los lobos permanecieron estáticos en las ramas del árbol, a derecha e izquierda del tronco, y mirándome, fijamente. Daba la impresión que sólo me miraban a mí. Creo que fue éste mi primer sueño de angustia. Tendría por entonces tres o cuatro años, cinco a lo más. Desde aquella noche hasta mis once o doce años tuve siempre miedo de ver algo terrible en sueños”.

Siguiendo la técnica psicoanalítica de Interpretación de los sueños, Sigmund Freud le pide que vaya asociando todo lo que aparece en el sueño:

Escribe Freud en su libro: “El sujeto relacionó este sueño con su recuerdo de que en aquellos años de su infancia le inspiraba intenso miedo una estampa de un libro de cuentos en la que se veía un lobo, andando en dos pies, con las garras extendidas hacia delante y enderezadas las orejas. Cree recordar que correspondía al cuento de Caperucita Roja.” 

Al preguntarle Freud ¿por qué eran blancos los lobos? El paciente lo asoció con los grandes rebaños de ovejas que pastaban en los prados cercanos a la finca, los cuales visitaba en ocasiones en compañía de

Read More


Notas sobre el hombre de las ratas

dibujo de rata
dibujo de rata

¿Sabías que…..

Sigmund Freud, el padre del Psicoanálisis, publicó en 1.909 el caso del “hombre de las ratas“?

El libró llevó el título siguiente: “Análisis de un caso de neurosis obsesiva”, pues Neurosis Obsesiva era el diagnóstico del paciente a quien hace referencia Freud.

Freud tenía por costumbre deshacerse de todo el material en el que se basaban sus libros después de haberlos publicado, por lo cual existen muy pocos manuscritos originales de sus obras, y menos aún las notas preliminares. Las notas del hombre de las ratas son una excepción, ya que fueron encontradas entre los papeles de Sigmund Freud en Londres después de su muerte. El psicoanalista inglés James Strachey se ocupó de traducirlas del alemán, idioma en el que estaban escritas, al inglés, y en 1954 se publicaron bajo el título “Original Record“.

Algunas psicoanalistas se preguntaron por qué Freud no las había destruido, como tantas otras, y creyeron encontrar una explicación en las palabras de su autor: “Debo reconocer, en efecto, que todavía no he conseguido desentrañar sin residuo alguno la complicada estructura de un caso grave de neurosis obsesiva… la comprensión de una neurosis obsesiva no es ciertamente nada fácil y desde luego mucho más difícil que la de un caso de histeria”.

Sigmund Freud solía anotar cada noche el material que pensaba era interesante para su publicación o para exponerlo en las sesiones de los Miércoles a sus alumnos. Freud presentó el caso del hombre de las ratas a los alumnos que estuban presentes el 30 octubre y el 6 noviembre del 1907 ( Stekel, Otto Rank, Sadger, Hitschmann, Paul Federn, Graf, Alfred Adler, Steiner, y Schwerdtner). En ambas reuniones se discutió sobre el caso y se anotaron todas las observaciones.

La presentación del caso a sus discípulos fue registrada así : “Comienzo del historial de una enfermedad obsesiva. Se trata de un caso muy instructivo de neurosis obsesiva de un hombre joven de 29 años, doctor en derecho. Su enfermedad data de 1903, aunque en realidad se remonta a su niñez………..“.

Las notas estaban escritas con gran cantidad de abreviaturas y ausencia de palabras no esenciales. En el margen de las páginas había palabras escritas verticalmente como “sueño”, “transferencia”, “fantasía”, etc. El registro del caso se

Read More