Ser dominante en el ámbito sexual

Ciertas personas sienten la necesidad de convencerse de que son poderosos antes de poder gozar sexualmente.

Preguntas : Buenas tardes doctora, un gusto saludarla. Me gustaría que me ayudara con un tema. Psicológicamente, ¿qué lleva a un hombre a querer o buscar ser dominante en el ámbito sexual? ¿Por qué es tan importante ser el que domina? ¿Así son, es inseguridad, es miedo al rechazo? Gracias. Ojalá pueda ayudarme. Que tenga un lindo día…o noche, je, je.

Respuesta : Las personas que actúan ejerciendo una posición dominante en el transcurso del coito son sujetos que sienten la necesidad de convencerse de que son poderosos antes de poder gozar sexualmente. En otras ocasiones, no se existe una conducta de dominio, sino que la persona elabora una fantasía de dominio, fantasía que el sujeto guarda para sí mismo o la verbaliza a su pareja mientras copula. Esta conducta sexual dominante lleva consigo la sumisión, en mayor o menor grado, de la pareja, y esta sumisión “sexual” excita sexualmente a la persona.

Respecto al por qué, o a  “a que puede obedecer“. La respuesta concreta no es posible darla porque necesitaríamos más datos. Pero, a título orientativo decirle que suele ser por miedos inconscientes que generan ansiedad. De alguna manera estos miedos son ahuyentados por la persona diciéndose inconscientemente “no temo a nada ni a nadie”. Y ocurre en la esfera sexual porque son miedos inconscientes referidos a esa temática. También es como si pensaran, consciente o inconscientemente, que tienen que reafirmar su masculinidad, la cual es entendida como fuerza o poder. (Sentimos no poder ser más explícitos en nuestra respuesta respecto esta pregunta tan concreta que usted nos plantea).

Los actos que suponen dominio del sujeto y sumisión consiguiente de su pareja, por ejemplo, el dominio sobre el cuerpo de su pareja ocasionando inmovilidad física, se consideran Sadismo sexual. Sobre este trastorno sexual ya hemos editado un artículo que puede usted consultar donde se especifican con más detalle otras prácticas de sadismo sexual.

En resumen, cabe preguntarse sí en este caso nos encontramos frente a un comienzo de Sadismo sexual o existe ya. El Sadismo sexual es un tipo de Parafilia.

Respecto a la pregunta de si “son así“, decirle que eso no es una forma de ser ni se nace con ello. Es algo adquirido.

Usted plantea preguntas muy interesantes y no fácil de responder a través de esta página. Como en ocasiones similares, siempre hacemos la salvedad de que es necesario ver a la persona acerca de la cual se consulta, pues en casi todos los casos no hay una única respuesta. También, respecto a un buen diagnóstico es imprescindible no diagnosticar “de oídas” como decimos los médicos.

Finalmente decir, que el tratamiento del Sadismo sexual lo realizamos nosotros, psicólogos y psiquiatras, con terapia psicoanalítica.

(Editado por la Dra. Moya Guirao)

(Visited 9,128 times, 3 visits today)

Comments are closed