Síndrome, Esquizofrenia, Oligofrenia

Pregunta : Buen día. Tengo una duda, un familiar a sus 6 años comenzó a presentar síntomas de problemas de aprendizaje. No eran severos, pero se fueron agudizando. Ahora tiene 16 años y hace justo un año empezó a presentar síntomas positivos de Esquizofrenia, por lo que el psiquiatra le recetó medicamentos para disminuirlos.

Al preguntarle si se trataba de alguna enfermedad en específico su respuesta fue que un síndrome es cuando las personas no crecen, por lo que un síndrome no era…..Viendo en internet me encuentro con el término Oligofrenia y abstracción baja. ¿Será que el diagnóstico correcto sería alguno de estos dos?. Puesto que el psiquiatra solo la definió como una deficiencia cerebral…

Muchas gracias por su atención.

Respuesta : Los problemas de aprendizaje en la infancia son bastante frecuentes y pueden deberse a causas muy diversas.

Con el nombre de enfermedad, del latín “infirmitas”, aludimos a la pérdida de la salud.

Síndrome es un conjunto de síntomas y signos que existen en un momento determinado y que definen un estado morboso concreto.

La palabra Oligofrenia la utilizamos para referirnos a los sujetos que tienen una inteligencia por debajo de lo normal, es decir con un C.I. (Cociente Intelectual) inferior a 100.

En la Esquizofrenia el enfermo, lejos de presentar déficit intelectual, suele poseer una gran inteligencia. Lo más característico de la Esquizofrenia es la pérdida de contacto con la realidad, síntoma común a todas las Psicosis. La despersonalización, los neologismos, el pensamiento dereístico, las alucinaciones, las estereotipías, el negativismo, las ideas delirantes, el pensamiento y comportamiento desorganizado, la anhedonia, etc., son síntomas frecuentes.

La abstracción consiste en un proceso mental a través del cual la persona toma los aspectos fundamentales de un objeto o de un fenómeno. Una abstracción baja puede estar presente en una gran variedad de trastornos.

Respondiendo a su pregunta, le sugerimos que, o bien hable con el psiquiatra para que este les explique con detalle todo lo que se refiere a su familiar y su diagnóstico, o bien consulte una segunda opinión con otro psiquiatra para confirmar la opinión del primero.

 

(Editado por la Dra. Moya Guirao)