Soñar y salud mental

sleep
dormir

¿Sabías que…..

según una investigación reciente las personas que pasan más tiempo en la fase del sueño llamada REM (Rapid Eyes Movements), la fase en la que soñamos, tienen una menor actividad cerebral relacionada con el miedo?

El citado estudio, publicado en el Journal of Neuroscience y titulado “Baseline Levels of Rapid Eye Movement Sleep May Protect Against Excessive Activity in Fear-Related Neural Circuitry“, ha sido realizado por Itamar Lerner, Shira M. Lupkin, Neha Sinha, Alan Tsai and Mark A. Gluck.

Los investigadores del citado estudio comprobaron que los sujetos participantes en esta investigación que habían tenido una fase de sueño REM más prolongada durante la noche anterior a la aplicación de descargas eléctricas de poca intensidad, al día siguiente mostraban menor actividad cerebral en las zonas del cerebro que están relacionadas con el miedo. Es decir, cuando se tiene suficiente sueño REM antes de una experiencia de miedo la respuesta puede ser mejor, lo cual podría ayudar frente al posible desarrollo de un Trastorno de Estrés Postraumático (TEPT).

Los los resultados de este estudio sugieren que el sueño de movimiento ocular rápido (REM), en el que hay más actividad en las regiones de memoria visual, motora, y emocional del cerebro, puede tener una función protectora contra la codificación mejorada del miedo a través de la modulación de la conectividad entre el hipocampo, la amígdala y el CPF ventro-medial. Sus autores piensan que sería la falta de sueño REM y, por consiguiente, la disminución en el “soñar”, lo que influiría en la salud, y no tanto la falta o carencia de sueño en general.

Estudios de privación de sueño realizados hace más de cincuenta años ya demostraron la importancia del sueño REM y, por tanto, de los “sueños”. En estos estudios se les permitía a los sujetos dormir pero no soñar, lo que se lograba despertándolos cada vez que la persona empezaba a soñar.

Como hemos escrito en esta página con anterioridad el sueño tiene cinco fases distintas, que se van repitiendo a lo largo de la noche. Las primeras cuatro fases van desde un sueño superficial hasta un sueño cada vez más profundo con ondas cada vez más lentas. A continuación se produce la quinta fase del dormir que es la del sueño REM, fase en la cual aparecen “los sueños“, que tiene una mayor actividad cerebral. Una vez que acaba un ciclo vuelve a empezar otro, y así sucesivamente hasta que nos despertamos.

.

(Editado por la Dra. Moya Guirao)

Post A Reply