Posts Tagged Under: abertura anormal de la uretra

Hipostasia e Hipospadia (Respuesta a una pregunta)

Pregunta : Bueno, mi consulta la expongo de esta manera. Ya que no quiero sentirme condenado o aislado, desde un tiempo, más de dos años, tengo relaciones con personas de mi mismo sexo, y bueno, la verdad es que disfruto más con chicos que con mujeres. No se si es por la hipostasia que tengo que jamás logré una buena erección y disfrutar de una copulación con una mujer, pero así es como me siento. Que me responde a esta duda e inquietud.

Respuesta : Suponemos que la persona que nos consulta hizo una errata al teclear la palabra “Hipostasia”. Pensamos, por lo que nos cuenta en su pregunta, que en realidad se quería referir a “Hipospadia”.

No obstante aprovechamos para explicar también el significado de Hipostasia. Etimológicamente el término Hipostasia se formó a partir del prefijo griego “hypo” que significa debajo, situación inferior, y la palabra griega “stasis” que quiere decir sedimento. La Hipostasia es la formación de un depósito de sangre en las partes más declives del cuerpo. Por ejemplo, la Hipostasia cadavérica en la cual se pueden apreciar como unas manchas azuladas en las partes declives del cadáver. También existe la Hipostasia pulmonar cuando el sujeto estuvo largo tiempo en decúbito supino.

La palabra Hipospadia se originó etimologicamente a partir del prefijo griego “hypo” que significa , debajo, situación inferior, y el verbo griego “ spân” cuyo significado es desgarrar.

Con el término Hipospadia se denomina a la abertura anormal de la uretra. Normalmente en el varón el conducto uretral se abre al exterior en la parte más distal del pene, es decir al final del mismo. Pues bien, la uretra hipospádica se abre en posición más proximal respecto a su posición habitual. Y así puede aparecer en cualquier punto a lo largo del tallo del pene, o puede situarse en la unión del pene y el escroto, e inclusive en algunos sujetos la abertura uretral se sitúa entre los pliegues del escroto o en el perineo.

En la Hipospadia masculina generalmente hay asociada una curvatura ventral del pene. Dicha curvatura está causada por una banda fibrosa situada a lo largo del trayecto del denominado cuerpo esponjoso del pene.

Las complicaciones principales de la Hipospadia en el varón son la incapacidad que tiene la persona para dirigir el chorro de la orina debido a la posición anormal de la abertura de la uretra, y problemas en la sexualidad a causa de la curvatura del pene.

La Hipospadia es una anomalía congénita, es decir la persona nace con ella. La corrección de la misma es quirúrgica, y debe realizarse precozmente, entre el primero y el segundo año de vida. El procedimiento quirúrgico consiste en enderezar el tallo del pene seccionando la banda fibrosa que lo curva, y en la reconstrucción plástica de la uretra. Algunas técnicas para esto último utilizan la piel del prepucio. El pronóstico de la intervención es bueno, ya que se consigue la resolución total de la Hipospadia.

También existe la Hipospadia femenina en la cual la abertura de la uretra se sitúa

Read More