Posts Tagged Under: convicción delirante

El caso Schreber

El caso Schreber es un libro de Sigmund Freud que fue publicado en 1911.

Pregunta : Puede hablarme de un hombre tratado por Freud que era un famoso abogado y que estaba paranóico. El otro día oí algo en la radio, pero el programa ya estaba empezado y no me enteré muy bien. Lo que decían me pareció muy interesante.

Respuesta: Suponemos que se estará usted refiriendo al conocido “Caso Schreber”, publicado por Freud en 1911 bajo el título de “Observaciones psicoanalíticas sobre un caso de Paranoia (Dementia Paranoides) autobiográficamente descrito” .

En realidad, Sigmund Freud nunca trató a esta persona. Ni siquiera llegó a conocer a este eminente jurista, ni tuvo contacto alguno con él, pero sí publicó el citado e interesante libro después de un minucioso análisis de las memorias que Schreber había escrito, y en las cuales relataba el proceso de su enfermedad. Esta autobiografía, “Memorias de un neurótico“, había sido publicada en 1903.

Freud también tuvo acceso a las historias clínicas de los diferentes manicomios en los que estuvo ingresado este famoso magistrado, así como al dictamen jurídico del proceso que el mismo enfermo sostuvo para que se anulara su incapacidad.

Schreber, que era hombre inteligente y culto, doctor en Derecho y magistrado de los tribunales de Sajonia, murió en un asilo mental.

retrato de Schreber

Este enfermo presentaba un elaborado sistema ilusorio. Uno de sus delirios consistía en una preocupación de ser transformado en una mujer y engendrar un hijo con Dios.

También tenía la convicción delirante de haber sido llamado al redimir el mundo y devolverle la bienaventuranza perdida. Pero solo podría conseguirlo después de haberse transformado en mujer. Afirma haber tenido conocimiento de tal destino por revelación divina, como las que recibían los profetas (manía religiosa de grandeza).

Al principio de su enfermedad se le había diagnosticado de Hipocondría, pues decía padecer de reblandecimiento cerebral y afirmaba que no tardaría en morir. Después aparecieron las alucinaciones auditivas ( eran voces burlonas que se reían de su desvirilazión) y visuales, y un delirio en el que creía estar muerto y putrefacto. Además se pasaba horas y horas totalmente quieto (estupor alucinatorio).

Dice Schreber en sus memorías: “el alma humana esta contenida en los nervios del cuerpo… Dios es solo nervio, pero el numero de nervios divinos es infinito…. Cuando un hombre muere, las partes de su alma(nervios( son sometidos a un procedimiento de purificación, para ser luego nuevamente incorporados a Dios…cuando dios crea algo, se despoja de una parte de si mismo…pero esa perdida queda compensada cuando los nervios le son de nuevo incorporados“.

Y continua en otro punto: “se me hizo ahora claramente consciente que el orden universal exigía, me placiese o no, mi <desvirilización> y que razonablemente no me quedaba otro camino que familiarizarme con la idea de mi transformación en mujer. Como consecuencia de la desvirilización solo podía pensarse en un fecundación por los rayos divinos, encaminada a la creación de nuevos hombres“.

Hablaba también de

Read More


Síndrome de Capgras

¿ Qué es el Síndrome de Capgras o delirio del doble ?

En 1923 el psiquiatra francés Capgras describió un síndrome al que denominó “L’illusion des sosies“. Sosie es una palabra francesa que quiere decir “doble” o “sosias”, es decir una persona que es el doble de otra en cuanto a su parecido.

El enfermo afirma que tal o cual persona no es realmente ella, sino que es un doble o un impostor que ha asumido la apariencia de la primera, o en otras palabras el paciente presenta una convicción delirante de que algunas personas de su entorno no son reales sino que son el doble de sí mismas. Por ejemplo, el enfermo afirma que su madre no es su madre sino que es un doble de ella.

La persona a la que el enfermo atribuye el doble suele ser alguien de su entorno cercano, los padres, hermanos, su médico, un amigo, etc. El sujeto habla maravillas de esa persona y afirma amarla y admirarla, en cambio al doble le atribuye todo lo malo y, con frecuencia, le expresa profundos sentimientos de odio.

Actualmente no se piensa que lo descrito por Capgras sea un síndrome, sino que más bien se trataría de un síntoma presente en ciertas psicosis paranoides, sobre todo en algunos pacientes que padecen Esquizofrenia.

También se ha visto que es más frecuente en mujeres.

 

(Editado por la Dra. Moya Guirao)

Read More


Significado del síndrome de Clérambault o Erotomanía

¿ Qué es el Síndrome de Clérambault ?

El Síndrome de Clérambaul es una convicción delirante en la que una mujer afirma que cierto hombre está locamente enamorado de ella. Es frecuente que el supuesto “enamorado” pertenezca a una clase social más alta o que sea un actor, un cantante, un deportista, un príncipe, un personaje famoso de la televisión, etc.

El Síndrome de Clérambaul, también denominado Erotomanía pura está actualmente encuadrado dentro de los cuadros paranoides.

Clérambault, psiquiatra francés al cual debe su nombre, decía que el paciente elabora el deliriopasional” con cierta lógica a partir de detalles nimios, por eso al principio todo el mundo cree lo que la mujer cuenta.

Según este psiquiatra en este trastorno de daban tres estadios : estadío de esperanza, estadío de despecho y estadío de rencor, en referencia a los estados emocionales por los que la mujer que lo padece experimenta.

Además de lo anterior, en los manuales médicos encontramos otro síndrome con el mismo nombre, también descrito por este médico francés. Este otro Síndrome de Clérambault lo situaba la psiquiatría francesa dentro de las Psicosis alucinatorias crónicas, y se caracterizaba porque el paciente presentaba diversos automatismos, los cuales serían :

  • Ideoverbales. Se manifiestan con las “voces“, las cuales podrían ser amenazadoras o soeces. La persona experimenta “eco” del pensamiento (lo que piensa se le repite como si tuviera eco), otras veces cree que le roban el pensamiento o que determinadas personas pueden saber lo que está pensando.
  • Sensorial y sensitivo. Padece alucinaciones visuales, auditivas, gustativas, olfativas y cinestésicas.
  • Psicomotor. Se puede manifestar este automatismo en la musculatura facial, lengua, labios, mandíbula o garganta.

 

(Editado por la Dra. Moya Guirao)

Read More