Posts Tagged Under: miedo a las tormentas

Miedo a las tormentas

Pregunta: Dra. Moya Guirao, tengo una hija que le tiene mucho miedo a las tormentas. Cada vez que hay una tormenta, y hay muchas en donde vivimos, se pone muy malita. Le entra una tembladera grandisima, ganas de vomitar, y otras veces hasta se mete en un armario. Por más que le digo que no va a pasar nada porque aquí hay pararrayos, no reacciona con normalidad hasta que la tormenta ha pasado. ¿Qué se puede hacer?

Respuesta: El miedo extremo o pavoroso a las tormentas se denomina Astrapofobia. En el caso de ésta y otras fobias la incapacitación, el malestar y la ansiedad pueden ser muy grandes. Y como usted ya ha podido comprobar, los razonamientos de que no existe un peligro real no ayudan mucho. La persona con fobia lo entiende, e inclusive se propone, una y otra vez, que llegada la situación fóbica la va a controlar o se “va a hacer la fuerte”. Pero desgraciadamente el miedo vuelve a aparecer.

Nosotros recomendamos que en estos casos se realice un tratamiento psicoterapéutico para quitar la fobia. En el caso de su hija le sugerimos busque en la ciudad donde residen un buen psicoterapeuta, médico o psicólogo, con experiencia en el tratamiento de las fobias.

 

(Editado por la Dra. Moya Guirao)

 

miedo a las tormentas

tormenta

Read More


Definición de Astrapofobia

La Astrapofobia es el miedo patológico o enfermizo a las tormentas.

Pregunta : Doctores, a mi me dan muchísimo miedo las tormentas. Cuando oigo los truenos todo mi cuerpo se pone a temblar, me meto en mi cama y me tapo hasta la cabeza. El corazón se me pone muy agitado. Mi hijo me ha dicho que eso es una fobia. ¿Podría ser ?

Respuesta : Sí podría ser una fobia a las tormentas. El nombre de esta fobia es Astrapofobia. Las fobias son muy frecuentes y pueden resolverse con un tratamiento a base de psicoterapia.

Fue precisamente Sigmund Freud el primer médico que utilizó una psicoterapia científica, en este caso el Psicoanálisis, para resolver a través de un padre una grave fobia a los caballos padecida por un niño de cinco años, Juanito. Este nombre no es el verdadero, pues Freud, para preservar el anonimato de sus pacientes, acostumbraba a citarlos con otro nombre en sus libros. Sobre este caso de Sigmund Freud publicamos hace tiempo un post que puede usted encontrarlo en el apartado entradas relacionadas.

 

(Editado por la Dra. Moya Guirao)

 

weather icons

weather icons

Read More