Posts Tagged Under: socialización

Estadios del desarrollo de Piaget

¿ Cuales son los estadios del desarrollo según Piaget ?

Jean Piaget distinguió cuatro grandes periodos en el desarrollo de las estructuras cognoscitivas. Estos periodos son como sigue:

1.- El primer periodo llega hasta los 24 meses, y es el de la inteligencia sensorio motriz, anterior al lenguaje y al pensamiento propiamente dicho, y tras un periodo de ejercicio de los reflejos en el cual las relaciones del niño estaban íntimamente unidas a tendencias instintivas, como la nutrición y las reacciones de defensa.

A partir de los cinco o seis meses el niño incorpora a los nuevos objetos percibidos algunos esquemas de acción. También en este periodo bastará que unos movimientos aporten una satisfacción para que sean repetidos hasta la saciedad.

Según Piaget el niño incorpora en este momento las novedades procedentes del mundo exterior a sus esquemas, y así en este periodo sensorio motriz todo lo sentido y lo percibido se asimilará a la actividad infantil

Piaget subraya el hecho de que ahora el niño busca un objeto cuando el mismo desaparece de su visita, mientras que durante los primeros meses dejaba de interesarse por el objeto en cuanto escapaba de su radio de percepción. Al finalizar el primer año el pequeeño será capaz de acciones más complejas, como volverse para alcanzar un objeto, utilizar objetos como soporte o instrumento para conseguir sus objetivos o para cambiar la posición de un objeto determinado.

Al cumplir los 18 meses el niño ya puede imitar ciertos modelos que ve en otras personas, por ejemplo, mover la boca, sacar la lengua, producir la frente, etc.

2.- El estadio segundo es el llamado “Periodo pre-operatorio“. El período pre-operatorio del pensamiento llega aproximadamente hasta los seis años. Junto a la posibilidad de representaciones elementales, y gracias al lenguaje, asistimos a un gran progreso tanto en el pensamiento del niño como en su comportamiento.

Piaget habla en esta etapa del inicio del simbolismo, por ejemplo, una piedra se convierte en una almohadilla donde apoyar su cabeza. La función simbólica tiene un gran desarrollo entre los tres y los siete años. El simbolismo se realizará en forma de actividades lúdicas, juegos simbólicos, en los que el niño reproduce mediante el juego situaciones que les han impresionado o interesado. Para el niño el juego simbólico es un medio de adaptación tanto intelectual como afectivo. Los símbolos lúdicos del juego son personales y subjetivos.

Pero el lenguaje es lo que en gran parte permitirá al niño adquirir una progresiva interiorización mediante el empleo de signos verbales.

Piaget habla de un egocentrismo intelectual durante el periodo pre operatorio, pues inicialmente el pensamiento del niño es subjetivo.

3.- El tercer estadio es el “Período de las operaciones concretas” que se sitúa entre los seis y los 11 o 12 años. Este periodo representa un gran avance en cuanto a la socialización y objetivación del pensamiento.

Pero a esta edad las operaciones del pensamiento son concretas, en el sentido de que sólo alcanza a la realidad susceptible de ser manipulada, o cuando existe la posibilidad de recurrir a una representación viva.

Read More


Juegos en equipo y los valores

El juego y el deporte favorece que los niños adquieran importantes valores.

Pregunta : Doctores, ¿podían decirme que aporta a un niño la práctica de los deportes desde el punto de vista psicológico ? Gracias.

Respuesta : La práctica de deportes y juegos que impliquen ejercicio físico proporciona al ser humano, adultos y niños, muchos beneficios, tanto orgánicos como psíquicos.

El juego y el deporte posibilita en los niños la adquisición de importantes valores que le ayudaran en el presente y en su futura vida, tanto personal, como profesional y social.

Entre lo que puede aportar la práctica del deporte y los juegos en equipo merece citarse lo siguiente:

  1. El niño aprende a respetar su turno y a esperar con paciencia,
  2. Desarrolla la capacidad del trabajo en equipo,
  3. Permite mejorar la motricidad, especialmente en edades tempranas,
  4. Posibilita la creación de lazos afectivos con sus compañeros, lo que repercute en un mayor desarrollo de la afectividad,
  5. Impulsa el espíritu de superación,
  6. Fomenta la capacidad de atención y concentración,
  7. Mejora la autoestima al demostrar al niño que es capaz de alcanzar importantes metas con su esfuerzo, y que es valorado por ello,
  8. Inculca la importancia del compañerismo,
  9. El niño aprende a tomar decisiones, teniendo en cuenta, no solo sus deseos, sino lo mejor para su equipo,

 

      (Editado por la Dra. Moya Guirao)

pelotas de deporte

Read More