Teoría de los humores

¿ Sabías que…..

en la antigüedad se explicaban las enfermedades a través de la Teoría de los humores ?

Esta Teoría de los humores arranca con Hipócrates (460 a.C-377 a. C) y Galeno (130 – 216) y llega  hasta el siglo XVII.

Dicha teoría afirmaba que la estructura orgánica del ser humano se componía de cuatro humores: la sangre, la bilis negra o atrabilis, la bilis amarilla y la flema.

Los humores los relacionaban con los cuatro elementos de la naturaleza del filósofo griego Empédocles. La sangre era afín al elemento aire; la bilis negra era afín al elemento tierra; la bilis amarilla era afín al fuego; y la flema era afín al agua.

A cada humor le correspondía un temperamento: a la sangre le correspondía el temperamento sanguíneo, a la bilis negra el temperamento melancólico, a la bilis amarilla le correspondía el temperamento colérico y a la flema le correspondía el temperamento flemático.

Según la teoría humoral un individuo estaba sano mientras mantenía el equilibrio entre los cuatro humores. Cuando dicho equilibrio humoral se alteraba, entonces sobrevenía una determinada enfermedad.

Además de las enfermedades físicas u orgánicas, se pensaba que las enfermedades mentales como la histeria o enfermedad de Briquet y otras, también estaban ocasionadas por el desequilibrio de los humores.

El desequilibrio podía ser ocasionado por determinada forma de vida, por el tipo de trabajo, por ciertos alimentos o bebidas, por sus actividades intelectuales, e inclusive por su sexualidad. El desequilibrio humoral daba lugar a sustancias nocivas llamadas “pecantes“, las cuales debían ser eliminadas para obtener la curación.

Para eliminar las pecantes utilizaban los “contrarios“. Es decir, existía la creencia de que lo contrario remediaba su opuesto, es lo que se denominaba el principio de “Contraria Contrariis”. Según este principio cada humor era o bien caliente, o frío, o húmedo o seco.

El tratamiento consistía en que los médicos administraban medicinas frías para las enfermedades calientes, y remedios secos contra las enfermedades llamadas húmedas, y viceversa.

 

 

(Editado por la Dra. Moya Guirao)

fuego, tierra, agua, aire

(Visited 14,704 times, 16 visits today)

Comments are closed