Search Results for: carencia de sueño

Carencia de sueño y la siesta

¿ Sabías que…..

la carencia de sueño durante la noche puede ser compensada con una breve siesta de 30 minutos ?.

Así lo afirma un nuevo estudio que corrobora lo encontrado en anteriores investigaciones. el presente estudio ha sido publicado en la revista Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism.

Los investigadores sometieron a una muestra de hombres jóvenes a dos sesiones de sueño en un laboratorio. En la primera sesión los hombres sólo durmieron dos horas. A la mañana siguiente se les tomaron muestras de orina y de la saliva medidos para analizar los cambios hormonales. En la segunda sesión los hombres tuvieron también nos dos horas de sueño, pero al día siguiente se les permitió dormir una siesta de 30 minutos.

El estudio encontró que cuando los hombres durmieron durante sólo dos horas tuvieron un aumento en las cifras de Norepinefrina. La Norepinefrina es una hormona y neurotransmisor que responde al estrés aumentando la frecuencia cardíaca y la presión arterial. Los sujetos de la muestra tuvieron, además, bajos niveles de la proteína llamada Interleucina-6 que es fundamental para que el organismo tenga una buena respuesta inmune. Sin embargo, cuando los hombres eran privados de sueño pero dormían una siesta al día siguiente no hubo cambios los niveles de Norepinefrina ni en los de la Interleucina-6

No obstante lo anterior, lo recomendable es que los seres humanos adultos durmamos entre 7 y 8 horas cada noche.

 

(Editado por la Dra. Moya Guirao)

 

 

dibujo de hombre durmiendo

dibujo de hombre durmiendo

 

 

Read More


Estudios de privación del sueño

William C. Dement

William C. Dement

¿Qué ocurre cuando a una persona se le priva del sueño o de alguna de sus fases?

William Charles Dement, médico estadounidense fundador del primer laboratorio del sueño en la Universidad de Stanford, fue el primero en aplicar la deprivación selectiva de la fase REM (la fase en la cual soñamos) a una persona mientras dormía. Dement y sus ayudantes despertaban a los sujetos experimentales inmediatamente después del comienzo de cada período de sueño REM. Al ser la fase REM la fase en la cual soñamos, digamos que a los sujetos se les permitía dormir las fases NREM, pero no se les dejaba soñar (*) o, lo que es lo mismo, tener la fase REM. Después de hacer ésto en varias ocasiones Dement observó dos cosas:

1.- Que la frecuencia de los periodos REM aumentaba a un ritmo superior al normal a lo largo de cada noche, y que se hacían más acentuados durante la noche que seguía a la de privación del sueño REM.

2.- Los sujetos manifestaban aumentos significativos en la duración de cada fase REM, en comparación con las noches previas a la de privación, en las que se les permitía dormir sin ninguna alteración en el dormir o en las llamadas noches de recuperación que tenían lugar después de la de privación del sueño.

Además, en todos los sujetos del experimento de privación del sueño REM se observaron ciertos cambios psicológicos al despertar en la mañana: alucinaciones, aumento del apetito, ansiedad, irritabilidad y dificultades en la concentración. Sin embargo, fenómenos psicológicos similares no aparecieron en las noches de control o en las que se les despertaba en fases NREM.

En resumen, en esta seríe de experimentos llevados a cabo por William C. Dement no se observó cambio alguno en las pautas del sueño después de una serie posterior de noches de control en las que los mismos sujetos eran despertados el mismo número de veces, pero en lugar de hacerlo durante la fase REM, se hacía en la fase NREM y, en consecuencia, a los sujetos si se les permitía soñar.

En base a estos resultados Dement llegó a la conclusión de que existía una necesidad específica de sueño REM que debía ser satisfecha en un tiempo posterior, cuando a los sujetos les era permitido dormir de una manera natural. Dement propuso también la hipótesis de que las ideas delirantes y las alucinaciones que surgían después de la deprivación del sueño REM se debían precisamente a esa carencia de sueño REM y no a la pérdida del sueño total. Las ilusiones y las alucinaciones que surgieron tras la deprivación del sueño REM eran en general de tipo visual y táctil, pero no auditivas que son las propias de la Esquizofrenia.

También se han estudiado los

Read More


Recuperar el sueño perdido

dibujo de chica durmiendo

dibujo de chica durmiendo

¿ Sabías que…..

que una reciente investigación ha vuelto a confirmar que se pueden recuperar las horas de sueño perdidas ?

Dicha investigación, dirigida por Torbjörn Akerstedt y publicada en la revista Journal of Sleep Research, ha sido realizada por investigadores del Instituto Karolinska de Suecia.

La muestra del estudio, que duró 13 años, fue de 43.880 sujetos. Los individuos menores de 65 años que dormían cada noche del fin de semana cinco horas o menos tenían un 52% más de mortalidad que el grupo de control que dormía 7 horas cada día. Y la tasa de mortalidad entre los participantes con sueño breve durante los días de semana (menos de 5 horas), pero con un sueño prolongado durante los fines de semana, fue similar a la tasa de mortalidad del grupo de control.

En consecuencia, la carencia de sueño durante los días laborables de la semana quedaba compensada con más horas de sueño los fines de semana.

,
(Editado por la Dra. Moya Guirao)

 

Read More


Dormir poco y la economia

dibujo de niña durmiendo

dibujo de niña durmiendo

¿Sabías que…..

que el dormir poco acarrea consecuencias para la economía ?

Como es bien sabido la falta de sueño afecta a la salud de las personas. Pero, un curioso estudio reciente ha investigado las consecuencias de la carencia de sueño para la economía de los países.

La cantidad de sueño necesaria por noche va de 7 a 9 horas, dependiendo fundamentalmente de la edad. El dormir solo seis horas de manera habitual eleva el riesgo de muerte en un 7%, y si se duerme menos de seis horas el riesgo de muerte sería de un 13%.

Las personas que duermen mal son menos productivas y tienden al absentismo laboral. Y a los niños y jóvenes estudiantes que tienen problemas con el sueño les dificulta sus logros escolares.

El grupo de investigadores del citado estudio ha calculado que los trabajadores con algún tipo de insomnio cuestan a los Estados Unidos de América 411.000 millones de dólares, lo que supone un 2% del PIB. Le siguen Japón, Alemania y Reino Unido.

Otro dato interesante encontrado en esta investigación fue que las personas que no fumaban y las que hacían ejercicio físico de forma regular dormían mejor, es decir más horas y con mejor calidad en el dormir.

Se da el caso de que algunas personas alardean de que son capaces de dormir pocas horas, como si se tratara de “superhombres”. Pues bien, hay datos suficientes para afirmar que de alguna forma están corriendo con riesgos innecesarios para su salud.

 

(Editado por la Dra. Moya Guirao)

 

Read More


Cambios en el DSM-5

DSM-5

DSM-5

¿Qué cambios en los criterios diagnósticos se han realizado en el DSM-5 (Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales) ?

Los cambios realizados en los criterios diagnósticos del DSM-5 son los siguientes:

1.- Trastornos del neurodesarrollo.

En el DSM-IV se utilizaba el término retraso mental, pero en el DSM-5 se piensa que es más adecuado la evaluación tanto de la capacidad cognitiva (CI) como del funcionamiento adaptativo; por lo tanto, la gravedad estaría determinada por el funcionamiento adaptativo y no tanto por el cociente intelectual.

2.- Trastornos de la comunicación.

En el DSM-5 este apartado incluye los trastornos del lenguaje (En el DSM-IV llamados trastornos del lenguaje expresivo y receptivo-expresivo mixto), el trastorno fonológico y el trastorno de la fluidez de inicio en la infancia (denominado tartamudeo en los manuales anteriores). También se incluye el trastorno de la comunicación social referido a las dificultades en la comunicación verbal y no verbal.

3.- Trastorno del espectro autista.

Abarca ahora el trastorno autista, el trastorno de Asperger, el trastorno desintegrativo infantil, el trastorno de Rett y el trastorno generalizado del desarrollo.

4.- Trastorno por déficit de atención/hiperactividad (TDAH).

En el DSM-5  los subtipos se han sustituido por especificadores de presentación que se asignan directamente a los subtipos anteriores, y se ha hecho un cambio del umbral de los síntomas para los adultos.

5.- Trastorno del aprendizaje específico.

Combina los diagnósticos del DSM-IV del trastorno de la lectura, el trastorno del cálculo, el trastorno de la expresión escrita y el trastorno no especificado de aprendizaje. Los tipos específicos de déficits de lectura se describen como Dislexia y las carencias en las matemáticas como Discalculia.

6.- Trastornos motores.

Están incluidos en el DSM-5: el trastorno del desarrollo de la coordinación, el trastorno de movimientos estereotipados, el trastorno de la Tourétte, el trastorno de tics motores o vocales persistente, el trastorno de tics transitorio, otro trastorno de tics especificado y trastorno de tics no especificado.

7.- Espectro de la esquizofrenia y otros trastornos psicóticos.

Para cualquier diagnóstico de la esquizofrenia se exigen ahora al menos dos síntomas del Criterio A, y que al menos uno de los síntomas del Criterio A sean delirios, alucinaciones o lenguaje desorganizado.

8.- Trastorno bipolar y trastornos relacionados.

Los criterios de diagnóstico para los trastornos bipolares en el DSM-5 incluyen tanto los cambios en el estado de ánimo como los cambios en la actividad o la energía.

9.- Trastornos depresivos.

Se incorpora en este manual un nuevo diagnóstico para niños y adolescentes de hasta 18 años que se denomina “Trastorno de desregulación disruptiva del estado de ánimo“, que se caracteriza por irritabilidad persistente y episodios de descontrol conductual.

También se ha incorporado en el DSM-5 un nuevo especificador para indicar la presencia de síntomas mixtos, tanto en el trastorno bipolar

Read More